ASPECTOS A TENER EN CUENTA ANTES DE UN AUMENTO DE PECHO

La mamoplastia de aumento es la operación estética más demandada por las mujeres españolas. Se estima que alrededor de 18.000 de pacientes recurren a ella al año en nuestro país, una cifra que refleja lo mucho que nos preocupa el tamaño y el aspecto de nuestros senos.  Lo cierto es que es una cirugía muy segura, en la que se han producido grandes avances a nivel de técnicas, prótesis… Pero lo cierto es que no conviene tomárselo a la ligera. Entrar en quirófano es muy serio y hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes antes de someterse a un aumento de pecho. ¡Toma nota de los consejos!

1-Ponte en buenas manos

Es fundamental ponerse en manos de un buen equipo de profesionales (para esta y para cualquier otra intervención). Está muy bien que compares precios y busques ofertas, pero nunca te olvides de que tu salud está en juego. En Clínica Dexeus te recomiendan que siempre te asegures de que te va a intervenir un profesional acreditado en un centro que cuente con todas las garantías.

2-Infórmate de todo

No hace falta que hagas un máster en la materia, pero no está de más que el equipo que va a realizarte el aumento de mamas te explique en qué consiste la intervención, cuáles son los riesgos, el tipo de prótesis que existen, las técnicas que se emplean, cómo va a ser el pre y el post-operatorio… No entres en el quirófano con ninguna duda. Es mejor preguntar de más que someterse a cualquier intervención con información de menos.

3-No entres al quirófano a la ligera

Aumentarse el pecho no es lo mismo que pintarse las uñas. Es posible que siempre hayas querido dar este paso y que creas que lo tienes muy claro, pero no dudes en tomarte un tiempo de reflexión, valorar los pros y los contras, las posibles complicaciones derivadas de la intervención, etc. Puede parecer una tontería, pero conviene estar preparado psicológicamente para los cambios que se avecinan. Por muchas ganas que tengas de verte con un pecho más voluminoso, es posible que te cueste asumir el cambio nada más volver a casa. Muchas mujeres se notan extrañas y necesitan varios meses para aceptar su nueva imagen.

4-Es posible que tengas que repetir

A pesar de que muchos profesionales aseguran que no es necesario volver a entrar al quirófano tras una intervención de mamas, lo cierto es que diversos estudios concluyen que al menos un 255 de las mujeres necesitan una nueva cirugía después de 10 años para cambiar los implantes o realizar algún retoque. No descartes esta posibilidad y tenla en cuenta antes de tomar la decisión. Valora si, aún en ese caso, estás dispuesta a pasar por la cirugía.

5-Una semana de descanso tras la intervención

Generalmente sólo deben tomarse de 5 a 7 días de descanso antes de volver al trabajo siempre y cuando tu ocupación no incluya actividades físicas. Si el implante se coloca detrás del músculo, la recuperación será algo más lenta y es posible que debas ausentarte un poco más de tiempo de tu ocupación laboral.

6-Estarás entre uno y tres meses sin practicar deporte

Los especialistas recomiendan no retomar la actividad física hasta pasadas 4-12 semanas. Cada caso es diferente, por lo que el periodo de abstinencia deportiva dependerá del tipo de intervención y de tu evolución, pero en ningún caso podrás realizar ejercicios bruscos ni levantar demasiado peso hasta transcurridos tres meses.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.