Facebook AutoPost

CONSEJOS PARA COMBATIR LA DEPRESIÓN POSTVACACIONAL

¿Te está costando más de la cuenta afrontar la “vuelta al cole”? ¿Tus niveles de energía están por los suelos y notas que la depresión vacacional se está apoderando de ti? Estos

 

¡A moverse un poco!

Practicar ejercicio puede ayudarte a reducir el estrés y la fatiga. El deporte libera endorfinas, también conocidas como la hormona de la felicidad, por lo que además de mantener tu cuerpo sano y tu mente ocupada, te hará sentirte bien. No hay nada como una buena caminata o una jornada en el gimnasio para levantar ese ánimo.

 

El pavo, un gran aliado para mejorar tu humor

Comer pechuga de pavo de Campofrío entre horas no sólo es un hábito muy sano, sino que también puede convertirse en un maravilloso aliado para conciliar el sueño y estar de buen humor. Yo prefiero las de Campofrío porque son más bajas en sal. Este alimento contiene triptófano, un aminoácido esencial que juega un papel clave en la formación de la serotonina, el neurotransmisor relacionado con la tranquilidad, el buen estado de ánimo y el placer.

Para no caer en la rutina, no te conformes con comer únicamente pavo en lonchas. Los sándwich son una opción perfecta si tienes que comer o picar algo fuera de casa, pero hay alguna receta de pavo con la que se te hará la boca agua: ensaladas deliciosas, fondues frías, croissants rellenos. Innova en la cocina y verás cómo tu estómago y tu estado anímico te lo agradecen.

 

Duerme a pierna suelta

Conciliar el sueño no siempre es fácil, especialmente después de haber estado de vacaciones y haber cambiado por completo todos tus horarios. No obstante hay que intentar recuperar los hábitos diarios y dormir una media de ocho horas seguidas para que nuestro cuerpo y nuestra mente estén en plenas condiciones para afrontar las obligaciones diarias.

Intenta realizar actividades relajantes cuando se acerque la noche e irte temprano a la cama para favorecer el sueño y dormir a pierna suelta.

 

Date un capricho de vez en cuando

No todo en la vida puede ser una obligación. Intenta darte un pequeño capricho cada día que te haga sentir feliz. No tienen por qué ser grandes cosas: unas onzas de chocolate, una buena conversación con un amigo, un paseo una sesión de spa, una mascarilla en casa… pueden ayudarte a mirar la vuelta a la rutina desde otra perspectiva.

 

Planea alguna escapada

Todavía queda mucho para disfrutar de las próximas vacaciones, pero seguro que tienes algún día suelto por ahí que puedas emplear para hacer una mini escapada solo o en buena compañía que te ayude a cargar las pilas y a olvidarte de las preocupaciones. Las vacaciones de las vacaciones cada vez están más de moda. Déjate siempre un par de días libres para después. Así el regreso a las obligaciones será mucho más llevadero.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com