PUENTE DE NOVIEMBRE EN BARCELONA: RINCONES DE OTOÑO CON AROMA A CASTAÑADA

Se acerca uno de los “respiros” que el otoño nos brinda en el fragor de la vuelta a la actividad cotidiana: dentro de pocos días podremos disfrutar del puente de Todos los Santos y de toda la magia que le rodea. En estos días finales del mes de octubre aún quedan resquicios de buen tiempo para poder disfrutar de los últimos momentos de relax en jardines y terrazas, que ya podemos combinar con planes de interior más propios de un invierno que llama a la puerta.

En el puente más mágico del año, Barcelona, por su encanto, su sabor mediterráneo y su sinfín de actividades, es un destino excelente para pasar unos días diferentes. Os proponemos algunos planes interesantes para disfrutar en la ciudad, que huelen a jardín, a castañas y a misterio.

 

Una tarde especial en el corazón de l’Eixample

Los días comienzan a hacerse más cortos en otoño, la estación que goza de los atardeceres más bonitos del año. Un plan perfecto para disfrutar del juego de colores de las puestas de sol de estos días es dejarse caer por uno de los jardines interiores más especiales de la ciudad: el del hotel Alma.

 

 

Situado en una de las zona más elegantes y animadas de Barcelona, el barrio de l’Eixample, este jardín interior es un oasis escondido a pocos pasos del Passeig de Gràcia, junto a grandes obras del maestro Antoni Gaudí como la Casa Batlló o la Pedrera. El establecimiento está catalogado como 5 Estrellas Gran Lujo con encanto y emplazado en un singular edificio de principios del siglo XX, reformado para integrar la elegancia del clasicismo con la depuración estilística de lo contemporáneo.

En este jardín mediterráneo, rebosante de colores en todas las épocas del año, el chef Gio Esteve propone una cocina hecha al momento, basada en productos de temporada y con una sabia fusión de la cocina catalana con otras tendencias, caracterizada por la calidad y el equilibrio.

 

 

Los primeros fríos llevan a propuestas como los guisantes y las habitas del Maresme hechos al natural, la alcachofa del Prat confitada, el foie con calçots y avellanas o el apio en ensalada, crujiente y refrescante. Otras sugerencias muy otoñales son su impresionante arroz de pato, así como un imprescindible del Jardín del Alma: la lubina a la sal con lechuga a la brasa.

Conoce más: https://almahotels.com/barcelona/

 

Castañas y almendras

Otoño es la estación de los primeros abrigos y chaquetas y del olor a castaña. El Día de Todos los Santos coincide con la fiesta de “la Castañada”, una tradición muy arraigada en Cataluña que consiste en una comida en la que se disfruta de este sabroso producto, de los panellets (dulces elaborados a base de almendra) y de otros frutos de otoño.

 

Un paseo por el Gótico más espiritual

Barcelona es, además, una ciudad llena de rincones mágicos. El Barrio Gótico, el más antiguo de la ciudad, es un pequeño reducto de otra época lleno de encanto, pleno de historia y de leyenda. Para disfrutarlo al máximo proponemos un paseo que empieza por la Catedral, pasando por la original basílica de Santa María del Pi y por todas las plazas llenas de vida que pueblan el barrio – Plaça Nova, Plaça Reial, Sant Felip Neri y Sant Jaume – y, por supuesto, echar una mirada hacia el cielo e imaginar las almas que aún pasearán por el Pont del Bisbe, el pequeño y delicado pasillo elevado que une el palacio de la Generalitat de Catalunya con la casa de los Canónigos.

 

Organiza tu escapada perfecta consultando con Turisme de Barcelona.

 

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com