PAZ CASTELLÓ: “Cuando leo un buen libro me entran unas ganas terribles de escribir”

Desde que conocimos su blog, nos enamoramos locamente de sus relatos y no dudamos en enlazarlo a nuestra web para que tod@ nuestr@s lector@s pudieran conocerlos. Y no es para menos. Paz Castelló es una gran escritora que se ha curtido en el mundo de la radio y de la comunicación. Por su pluma se deslizan a diario numerosas historias apasionantes que van llenando todos los rincones de“El blog de Paz Castelló”, un site que ya cuenta con más de cien mil visitas. Para celebrar semejante logro, hemos querido conocer un poco mejor a esta fascinante mujer. Os dejamos con ella… 

(Foto de portada: Rafa Arjones)

 

-Paz, háblanos un poco de ti… ¿Cómo una abogada con un máster en Marketing y otro en RRHH termina convirtiéndose en comunicadora?

Es el guión de la vida, lo que el destino tiene preparado para ti. A mí me hubiera gustado estudiar periodismo pero en aquellos años no existía esa posibilidad en la Universidad de Alicante, ciudad en la que vivo. Debía salir fuera y mis recursos económicos no me lo permitían, así que opté por el Derecho que conceptualmente también me resultaba muy interesante. A la vez que empecé a estudiar, me seleccionaron para trabajar en la Cadena Ser de Alicante, en 40 Principales, era muy joven y dicharachera. Dejé el teatro, una de mis pasiones,  en un grupo de estudiantes aficionados y empecé a compaginar estudios y trabajo en la radio de una manera profesional. Un trabajo me llevó a otro y enlacé distintas responsabilidades profesionales en distintas emisoras y empresas, y al mismo tiempo, acabé mis estudios. Nunca llegué a ejercer de abogada, tan sólo soy Licenciada en Derecho y mi faceta profesional siempre se ha correspondido con el mundo de la comunicación.

 

 

La radio es magia; ejerce un poder hipnótico tanto en el que escucha como en el que transmite”

 

 

 

-La radio ha estado muy presente en tu carrera profesional, ¿qué recuerdos guardas de esta época?

De los mejores recuerdos de mi vida. La radio es magia, como la literatura. Todo aquel que la prueba sabe del poder hipnótico que puede ejercer, no sólo en el que escucha, sino en el que transmite. La radio permite estimular la imaginación del receptor, del oyente, de la misma manera que la literatura hace con el lector. Me encanta la radio y me encantaría volver a trabajar en ella. Fueron años intensos, yo era muy joven, empecé con apenas 18 años y como hacía un poco de todo, la juventud es muy atrevida, me enriquecí muchísimo y aprendí una barbaridad.

 

-Seguro que has vivido infinidad de anécdotas… 

 Bueno, hubo muchos, la verdad. Tuve un momento de bastante popularidad en Alicante. Presentaba y dirigía el programa “Protagonistas de Alicante”, en Onda Cero, después de la emisión de “Protagonistas” a nivel nacional del gran Luis del Olmo. Era un programa de muchísima audiencia y a veces, la gente sentía la curiosidad de ponerle cara a esa chica joven que les hablaba todos los días a través de la radio, que se colaba en sus casas, en sus cocinas, en sus trabajos y en sus coches. De vez en cuando venía algún oyente por la emisora para conocerme, a veces incluso era yo misma la que abría la puerta. La voz, interpretada en la imaginación de cada uno, es libre y claro, supongo que me imaginaban bastante más deslumbrante de lo que en realidad soy. Recuerdo las caras de entrañable decepción que se les quedaba cuando les decía que Paz Castelló era yo. Una chica muy normalita, menuda, de pelo alborotado y estética muy hippie en aquellos años, que apenas pesaba 45 kilos. Era muy divertido. Seguro que me alejaba mucho de la imagen idílica que de mí se habían creado.

 

-Después cambiaste un poco de rumbo y comenzaste a trabajar en gabinetes de prensa, ¿qué te aportó esta etapa?

También fue muy enriquecedora. Me enseñó sobre todo a ponerme en el otro lado. El periodismo es paralelo. Después de mucho tiempo siendo transmisora de la información, colocarme en el lado del emisor de esa información y aprender a gestionarla, me hizo comprender que nada es absoluto y que siempre hay que tener en cuenta los distintos puntos de vista. Nadie está en posesión de la verdad.

 

-También te defiendes de maravilla con la pluma… ¿Cuándo comenzaste a escribir?

Escribo desde siempre, desde que era niña. Es mi forma natural de expresarme. Me resulta más fácil explicarme a través de una hoja de papel que verbalizando lo que quiero decir. Mi madre incluso tiene frases mías de cuando era niña, bordadas y enmarcadas en las paredes de su casa. Hace poco recuperé un diario de cuando tenía doce años, en el que escribía poemas. La mayoría de las cosas que escribí entonces se han perdido porque no tuve la precaución de guardarlas. Tengo una amiga del instituto que conserva poemas que le dedicaba en las clases de matemáticas. Dice que los guarda porque siempre supo que algún día tendrían mucho valor, jajajaja.

 

-¿Cuál es tu fuente de inspiración  a la hora de escribir?

Es un proceso difícil de explicar, simplemente surge o no surge. Yo bromeo y cuando tengo unos días especialmente fecundos con la pluma, digo que he conectado el wiffi de la inspiración y recibo ideas con fluidez. Me puede inspirar cualquier cosa. Uno de mis textos preferidos, “El calcetín solitario”, se me ocurrió tendiendo una lavadora, al ver que tenía varios calcetines desparejados, por ejemplo. Hay poesía en todas partes, sólo es preciso mirar la vida con ojos de poeta, no deberíamos perder esa mirada nunca. 

 

-¿Cuántas novelas has escrito? 

Ahora mismo estoy trabajando en mi cuarta novela. Además  de mis tres novelas terminadas, tengo un proyecto muy bonito entre manos de llevar al papel, una recopilación de mis primeros 101 textos  del blog.

 

-Háblanos brevemente de tu última novela

La última novela terminada  aborda la historia de la vida de una mujer joven, muy hermosa y con una ambición desmedida, enfermiza. Vive una infancia y adolescencia muy difícil y en un intento por escapar de su pasado y procurarse una vida mejor, el destino la lleva a un pueblo de la costa mediterránea, donde se sumerge de lleno en la vida política local. A partir de aquí, la historia aborda un mundo de corrupción y mentiras que a todos los españoles nos resulta, por desgracias, muy familiar. La novela es un thriller político, sin abandonar los matices humanos de los personajes, de gran actualidad social. Cada vez que veo un informativo pienso en mi novela.

 

-De  repente, en 2009, decides crear tu blog, ¿qué te llevó a lanzarte en esta aventura?

La dirección web de mi página es mi nombre. Originariamente era una página profesional, dedicada a temas de comunicación, pero llegó la crisis y el periodismo local empezó a morir lentamente, hasta casi agonizar. Entonces tenía dos opciones, o cerrar la página o transformarla y decidí reinventarme. Adoptó un formato más dinámico, formato blog, y empecé a poner mis textos. Al principio sólo la visitan un puñado de amigos personales, pero ya ves, la red es imparable.

 

 

(Foto Carolina Roca)

Mi blog me ha permitido conocer gente estupenda que de otra manera jamás hubiera podido conocer, con alguno de ellos incluso puedo decir que he hecho amistad”

 

 

-Y ahora, casi cuatro años después de crear este rinconcito tan tuyo, ya cuentas con más de 100.000  visitas, ¿qué se siente al llegar a tanta gente? 

Soy la primera sorprendida, porque como te he comentado, no nació con la pretensión de expandirse en la red. Como a  mí me gusta decir, mi página nació por no morir. El boom de visitas empezó hace dos años y poco, cuando impulsada por una amiga, decidí adentrarme en el mundo de las redes sociales. Al principio yo era muy reacia, cuando lea esto se reirá, pero finalmente me dejé aconsejar. Empecé con Facebook, y más recientemente con Twitter. Cada día pongo uno de mis textos y ahí empieza el efecto multiplicador. La gente comparte, comenta, lee, recomienda y es fantástico comprobar que no hay fronteras y que se puede llegar a miles de kilómetros de distancia. Tengo lectores por todo el mundo.

 

-Los blogs te hacen conectar muy de cerca con las personas, ¿qué te aporta tu faceta de bloggera?

Me llegan tantas muestras de cariño, desde todas partes, que a veces pienso que la balanza no está equilibrada, no creo dar tanto para cuanto recibo. Es muy emocionante, muy gratificante. He conocido gente estupenda que de otra manera jamás hubiera podido conocer, con alguno de ellos incluso puedo decir que he hecho amistad. Mis lectores son muy generosos conmigo y les estoy muy agradecida. Son los mejores. Fíjate que el blog ha superado los dos mil doscientos comentarios. Ellos lo son todo y están por todo el mundo. Les tengo un aprecio sincero.

 

-Además del blog, ¿a qué dedicas el resto de tu tiempo?

Fundamentalmente a mi familia. Estoy casada y tengo una hija adolescente y un hijo en las puertas de la adolescencia, así que te imaginarás que no me sobra el tiempo. Soy una persona de gustos sencillos. Cuando no estoy escribiendo, me gusta charlar con los amigos, leer, ir al cine, al teatro, esas cosas.

 

-¿Qué le pides al futuro?

Me gustaría que la sociedad recuperara la ilusión y la fe en la justicia. Temo por el futuro que le estamos dejando a las próximas generaciones. Creo que estamos viviendo un momento histórico en el que debemos saber reaccionar para salir a flote y no hundirnos del todo y eso es una labor de todos nosotros, aún estamos a tiempo. En lo personal sólo pido salud para los míos y un poquito de suerte para mis libros.

 

(Foto: Carolina Roca)

Soy una esponja; , intento aprender de todo lo que leo y me gusta”

 

 

-¿Sueñas con verte algún día recogiendo el Premio Planeta o el Premio Nadal?

Si te soy sincera mis sueños ahora mismo son inmediatos y bastante más modestos. Mi premio ahora mismo son mis lectores, esas cien mil visitas, todos esos comentarios y el inmenso cariño que recibo. Puestos a soñar me encantaría recibir una llamada de mi agente, Sandra Bruna, diciéndome que una editorial ha decidido apostar por mí como novelista. He llegado a este difícil mundo en el momento más complicado debido a la coyuntura económica y no resulta nada fácil que alguien desconocido de Alicante, asome la cabeza. Pero yo no soy de las que se rinde y por supuesto no pienso abandonar, ya estoy con la cuarta novela y sé que algún día, todas ellas llegarán a mis lectores, que por otra parte, ya me comentan que las están esperando y no les puedo decepcionar.  

 

-¿Cuáles son tus escritores favoritos?

Con la literatura me pasa como con la música. No hay un cantante en concreto, hay canciones de diversos autores. Lo mismo me gusta un bolero que una canción de rock, según el estado de ánimo, según el momento. Con los libros me pasa igual, no tengo autores, sino libros de distintos autores. Si tengo que mencionar a alguien, obviando a los clásicos que son lista aparte, perduran en el tiempo, mencionaría a Zafón, Care Santos, Coia Valls, y el último libro que he leído, esta misma semana, “El Juego de Sade” de Miquel Esteve.

 

-¿Tienes algún referente?

Cojo de aquí y de allá, en ese sentido soy una esponja, intento aprender de todo lo que leo y me gusta. Luego lo meto en la coctelera. La vida es un continúo aprendizaje y la literatura para mí también lo es. Cuando leo un buen libro me entran unas ganas terribles de escribir, me estimula muchísimo.

 

 

El Blog de Paz Castelló

www.pazcastello.com

 

Foto de portada: Rafa Arjones

Foto interior: Carolina Roca




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *