EL DOCUMENTAL DE GSK PARA CONCIENCIAR SOBRE EL CÁNCER GINECOLÓGICO

GSK, compañía biofarmacéutica internacional guiada por la ciencia y la innovación responsable, ha presentado en Madrid el documental “Camino a la Esperanza”, cuyo objetivo es crear una conciencia general sobre el cáncer ginecológico y aumentar su visibilidad. Con él, quieren dar voz tanto a los pacientes como a sus familiares que padecen esta enfermedad. El cáncer ginecológico es el tercer más común en mujeres, según han afirmado, así que “queda mucho camino por hacer”.

En este sentido, se ha recordado que se trata del tipo de tumor que se origina en los órganos del aparato reproductor femenino, como el cáncer de cuello uterino, de ovarios, de útero, de vagina y de vulva.

El nombre del documental, Camino a la Esperanza, lo han elegido por ser “un aprendizaje, un sentimiento muy inspirador y con nombre de mujer”, según ha manifestado Manuela Domenech, directora comercial de oncología de GSK en España. Se trata de un documental donde se ve “que las mujeres pacientes la esperanza era su mejor opción”. Con ayuda siempre del papel importante de las Asociaciones, se ha recalcado.

Charo Hierro, de ASACO, por su parte, ha incidido en que sigue haciendo mucha falta dar visibilidad a estas enfermedades. “Lamentablemente los cánceres ginecológicos suelen ser tabú. Los síntomas se suelen presentar cuando la patología está avanzada.  Por ello, hay que fomentar la investigación y estar atentas a los síntomas para ir cuanto antes al médico”. De este modo, ha insistido en que “hay que hablar con más claridad, sin tabúes”. Por otro lado, también se ha recordado que “el cáncer de mama también se puede dar en los hombres, no es exclusivo de la mujer”.

Durante la rueda de prensa, desde SEOM también se ha recalcado que “hay que poner cara al cáncer ginecológico. Esa visibilidad es fundamental para seguir avanzando”. Al final, “la prevención primaria es imprescindible. Esa que incide sobre los factores de riesgo modificables”. En este sentido, han manifestado que “los hábitos de vida saludable son esenciales y reducen la posibilidad de tener cáncer”. Además “las vacunas también son importantes, como la de cérvix”.

María Jesús Rubio, oncóloga en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, por su parte, ha explicado que “una iniciativa como esta hace visible una enfermedad que tratamos de esconder. Pone de manifiesto que la lucha no es individual si no que la lucha es de todos y que todos juntos somos más fuertes”. Así, se trata de una patología “poco frecuente, pero bastante mortal”, por ello, son cruciales las revisiones ginecológicas. Y es que “la educación, desde pequeños es imprescindible”.  “Todos tenemos que trabajar en equipo”. En definitiva, “la prevención es nuestra mejor herramienta”. Además, ha resaltado que, por ejemplo, el cáncer de mama tiene más incidencia que el ginecológico en sí y mucha más visibilidad. Por ello, aunque hoy en día hay intención curativa en el diagnóstico queda mucho que hacer. “El cáncer de mama tiene una evolución muy larga. El cáncer ginecológico, en cambio, no tiene vuelta atrás. Hay que sospecharlo. Son tumores muy diferenciales”.

 

El documental en sí

“Ponernos en la piel de la mujer que padece la enfermedad” era uno de los objetivos de esta proyección, en la que se ha podido ver la experiencia vital de sus protagonistas aportando sus propias vivencias frente a la enfermedad, su afán de superación y el coraje con el que han afrontado cada etapa. Cada una de estas historias de vida da voz y visibilidad a todas las mujeres que han sufrido o están pasando un cáncer ginecológico. Y es que “las dificultades unen y lo más importante son las vidas”. Como contaron, la idea de crear “Camino a la Esperanza”, surgió hace unos meses tras haber puesto en marcha la campaña “Me llamo Esperanza” promovida por GSK, en el marco del Día Mundial del Cáncer de Ovario. Esta valiente pieza recoge el viaje durante tres días de ocho mujeres supervivientes de cáncer ginecológico y dos oncólogas especializadas en este tipo de tumores a la población de La Esperanza (El Rosario) en Tenerife.

“Esta experiencia es una metáfora preciosa de que la esperanza no es solo un lugar al que llegar, es un camino, es algo que recorremos día a día, la esperanza la construimos con todas las ilusiones que nos hacen levantarnos por la mañana a pesar de tener muchísimas dificultades en nuestra vida”, afirma Irene Roldán Gallego superviviente de cáncer ginecológico.

3 días, 3 etapas

A lo largo de tres días las protagonistas llevaron a cabo tres etapas de un camino con destino: La Esperanza (El Rosario). Un lugar tinerfeño perfecto para transmitir el mensaje perfecto. La marcha se inició el pasado viernes 27 de mayo en San Cristóbal La Laguna, con una primera etapa hasta Mesa Mota con un recorrido aproximado de 7km. Al día siguiente dieron comienzo a la segunda etapa, en la que las protagonistas recorrieron el parque natural de Anaga, y para finalizar, el último día recorrieron los Montes de Agua García hasta llegar a La Esperanza, recorriendo un total de 21 km.

“Nuestra intención siempre ha sido la de apoyar a todas las pacientes con cánceres ginecológicos y darles esperanza frente a uno de los retos más importantes de sus vidas. El resultado de este documental muestra la capacidad de superación que tienen todas estas supervivientes. En la marcha única que tiene como destino nuestro gran propósito: transformar juntos el Cáncer en Esperanza”, destaca Manuela Domenech, directora comercial de oncología de GSK en España.

En conclusión, con este documental han querido dar “un mensaje de esperanza” para seguir luchando entre todos, sea más conocida esta patología y reduzcamos los casos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com