ESTA NAVIDAD DISFRUTA EN FAMILIA DE EXPLORIUM

Si algo tiene la Navidad es magia. Sus luces, su ilusión, su deseo de compartir. Es precisamente lo que ofrece Naturaleza Encendida que está hasta el 16 de enero en el Real Jardín Botánico (RJB-CSIC) de Madrid con Explorium.

Un paseo de aproximadamente 1,5 kilómetros se ilumina con un millón y medio de luces LED de colores unidas por más de treinta kilómetros de cableado. Este sorprendente acontecimiento inmersivo de artes lumínicas y sensoriales invita al visitante a realizar una expedición transoceánica rumbo a la aventura que lo cambió todo.

En esta nueva edición la parte exterior es un homenaje a la expedición marítima del siglo XVI que inició Fernando de Magallanes y culminó Juan Sebastián Elcano poniendo rumbo a un mundo desconocido. Así, la edición de este año alberga como novedad una actividad extra, una exposición de arte digital inmersivo dentro del Pabellón Villanueva denominada Expediciones botánicas.

Naturaleza Encendida es un paseo donde el visitante es el protagonista, en un entorno natural, donde la vida se ilumina en el centro de la ciudad. Embarcarse en esta aventura invita, al mismo tiempo, a descubrir una rica biodiversidad. El Jardín se llena de sorpresas en un espectáculo apto para todos los públicos y en un entorno seguro.

Hablamos con Felype de Lima, director creativo de LETSGO, quien afirma que Naturaleza Encendida es especial porque es con lo que “cada año abrimos en Madrid la Navidad”. Además, esta emplazado en un sitio único, ya que explica que “desde que empezamos con ello, el Jardín Botánico tiene unas características maravillosas, ya que aparte de su topografía y flora está en una localización perfecta. Es un emplazamiento único para este proyecto”.

Ahora está en Madrid, Valencia y Barcelona, cada uno con sus particularidades, y esperan seguir ampliando ciudades próximamente. Asimismo, nos profundiza que el nombre viene porque “Nos gustó mucho Explorium, al venir de EXPLORAR. La idea es iniciar un viaje a lo desconocido. Explorar un Océano Atlántico o una flora, etc”.

Este año además se divide en dos partes: una zona atlántica, en azul, que recuerda esa idea de océano y de mar. En el pabellón hay seis salas donde se han cogido láminas de inspecciones botánicas del s.XVIII, que se han escaneado en alta definición y se han animado para enseñarlas desde otro punto de vista. Toda la experiencia habla de esos viajes que se hicieron al otro lado del mundo.

En definitiva, un viaje para disfrutar en familia y seguir aprendiendo y disfrutando.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com