¿CÓMO AFECTA LA MENSTRUACCIÓN A TUS RELACIONES SEXUALES?

El deseo sexual en la mujer se ha interpretado de diversas maneras a lo largo de la historia. No obstante, pocas veces ha gozado de tanto entendimiento como hasta ahora, sobre todo cuando se encuentra en compañía de otro fenómeno biológico: la menstruación.

Y es que cada vez son más las mujeres que hacen frente al tabú de practicar el sexo durante sus días y ejercer una sexualidad mucho más plena. Si quieres saber más, en este artículo te diremos cuáles son sus ventajas y cómo sacarle el mejor provecho.

El ciclo menstrual

Al igual que ocurre con la inmensa mayoría de los seres sexuados, el ciclo de la mujer se produce gracias a una serie de procesos neuroquímicos que preparan el cuerpo para la reproducción. En el caso de la menstruación, esta tiene lugar cada 28 o 30 días aproximadamente.

En concreto, este proceso consta de 4 fases diferentes, que se dividen en pre ovulación, ovulación, premenstrual y menstruación. Durante este ciclo, la hipófisis libera diversas hormonas que estimulan la ovulación y con ella, el engrosamiento del endometrio.

Y seguro te estés preguntando qué pinta el deseo sexual en todo este rollo biológico y si es posible sentir placer en este momento del ciclo. La respuesta es: por supuesto que sí. Incluso, existe evidencia de que el contacto sexual que una mujer mantiene en este periodo de tiempo, ya sea sola o con su pareja, pueden ser tan satisfactorio como el que pueda tener en días posteriores.

Esto se debe a que, desde el primer día de la regla y hasta el número 11, el deseo sexual se incrementa, para llegar su máximo pico durante el día 14. Sin embargo, el interés pierde fuerza a medida que se acerca el día 18.

Además, también puede ser un momento en el cual muchas mujeres pueden expresar su sexualidad libremente. Y es que estar “en esos días” no representa un impedimento para tener un encuentro íntimo realmente increíble, sobre todo cuando la posibilidad de un embarazo disminuye.

Disfrutar del sexo durante la regla

Como podrás haber visto, no solo es posible sentir deseo durante la menstruación, sino que también puede convertirse en una experiencia agradable y placentera. Las estadísticas muestran que muchas mujeres sienten ganas desde el 2º día de su periodo, así que solo es cuestión de poner en práctica algunos trucos.

Por ejemplo, se puede usar lubricante con base deagua para facilitar el coito y a la vez, disimular posibles olores corporales propios del ciclo. Si no sabes donde comprar un lubricante o simplemente deseas escoger uno en particular, puedes acceder a cualquiera de los e-commerces especializados en el tema.

En caso de que se trate de tu primera vez o simplemente quieras evitar el sangrado durante la penetración, una buena idea es utilizar una copa. De igual forma, puedes hacerlo en la ducha o en una bañera.

El uso de esponjas también es un acierto, ya que de esta manera podrás cuidar la higiene, además de disfrutar de un momento realmente estimulante. Si te decides por estar en la cama, las toallas colocadas de manera estratégica pueden ser de gran ayuda.

La comunicación también desempeña un papel importante, ya que permite conocer vuestros gustos como pareja y hablar de lo que os gustaría experimentar y lo que no. Y es que lo mejor siempre será hablar de manera franca y directa, de manera que estéis cómodos.

Beneficios del sexo durante la menstruación

cerebro libera serotonina, un neurotransmisor asociado al bienestar y estrechamente relacionado con la actividad  sexual. Lo mejor es que se encuentra presente durante la ovulación debido al incremento de estrógenos y progesterona.

Además, el sexo es un coadyuvante poderosísimo para evitar los cólicos menstruales, gracias a la cantidad de endorfinas que se liberan durante el orgasmo. Lo que a su vez, se traduce en menos calambres y una mayor sensación de alivio.

Por otra parte, durante la regla también puede ser uno de los momentos en que el sexo vaginal es más cómodo para la mujer, especialmente si la penetración suele ser complicada.

En este momento del mes, el cuello uterino tiende a retraerse, por lo que el coito es menos doloroso. Y como el  clímax provoca contracciones uterinas, los ciclos serán un poco más cortos.

Otro de los beneficios adicionales de mantener relaciones sexuales durante el ciclo menstrual es que la inflamación desaparece y el tejido endometrial se expulsa con más facilidad. No obstante, es importante no descuidar el uso de preservativos, ya que durante el periodo existe el riesgo de padecer alguna infección o incluso quedar encinta.

Mejores posturas para el coito durante la menstruación

A la hora de disfrutar del sexo, hay más de una postura diseñada para que ambos lleguéis al clímax sin mayores complicaciones. Aquí podrás encontrar varias posiciones para disfrutar, incluso en esos días.

De lado: también se conoce como “la cuchara” y consiste en estar ambos tumbados de lado, mientras realizan el acto sexual. Es ideal si existen síntomas como el dolor de espalda.

Misionero: con las piernas o parte de las caderas elevadas puede ser muy satisfactorio, especialmente si existe mucha sensibilidad.

Mariposa: puede practicarse de 2 maneras distintas, a saber, en el borde de la cama o en una mesa, incluso en la cómoda. Resulta mucho mejor si tus piernas se encuentran sobre los hombros de tu compañero.

Aquellos que sean más atrevidos pueden intentar practicar el 69 o estimular bucalmente las zonas erógenas del compañero para más placer.

Además, hay otras formas de experimentar placer que pueden resultar muy satisfactorias, como la masturbación mutua, los masajes o las caricias, en caso de que el coito resulte doloroso o incómodo. Después de todo, la clave es la satisfacción de ambos.

Recuerda que el sexo puede ser satisfactorio en cualquier momento, independientemente de que esté presente la menstruación o no. La clave es estar abierto a las experiencias nuevas y sobre todo, conocerse y saber qué es lo que les gusta.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.