10 TIPS PARA TAPEAR DE FORMA SEGURA EN LA «NUEVA NORMALIDAD»

La prodesora Maria Puy Portillo, catedrática del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad del País Vasco, miembro del CIBEROBN del Instituto de Salud Carlos III y presidenta de la Sociedad Española de Nutrición, nos plantea opciones nutricionalmente saludables para acompañar a tu cerveza y, a la vez, recomendaciones sobre cómo mantener una correcta higiene en lo que será la vuelta a los bares en esta nueva normalidad y para ello una buena opción podrían ser, por ejemplo, las tapas, que permitan disfrutar del apertivio de forma indivual y segura.. 

 

  1. Respeta en todo momento las medidas de seguridad e higiene dadas a conocer por las autoridades y las del propio local: uso de mascarilla, distancia social de 1,5-2 metros y lavado de manos habitual.
  2. Lleva tu propio gel desinfectante y evita tocar elementos comunes como mobiliario, servilleteros o menús.
  3. Consume pinchos o tapas individuales. Evita compartir una ración en el centro de la mesa.
  4. Revisa bien el menú disponible y fíjate en los ingredientes para elegir la opción de tapa o bebida más saludable. No te dejes llevar solo por los nombres de los platos.
  5. La bebida de preferencia debe ser siempre el agua. El consumo de agua recomendado es de un litro y medio a dos al día, en función de la edad y situación personal.
  6. Si queremos optar por otras bebidas, las fermentadas, como la cerveza, son una alternativa interesante por ser baja en calorías y tener poca graduación alcohólica. Siempre consumida por adultos sanos, acompañada de alimentos y con moderación.
  7. El aporte calórico de la cerveza es bajo ya que está compuesta en un 90% de agua (44kcal cada 100ml y 22kcal cada 100ml en la cerveza sin alcohol). Cuando hablamos de consumo moderado nos referimos, en el caso de los hombres, a entre 400 y 600 ml/día, y en el caso de las mujeres entre 200 y 300 ml/día de cerveza. Esta cantidad equivale a un máximo de 2-3 cañas al día en el caso de los hombres y de 1-2 en el caso de las mujeres. Por el contrario, un consumo irregular y excesivo de alcohol tendría efectos negativos en la salud. Además, siempre tenemos la interesante opción de la cerveza sin alcohol, que además aporta incluso menos calorías (22 kcal cada 100/ml).
  8. Elige tapas elaboradas a la plancha o al horno y reduce el consumo de fritos, mayonesa y salsas. Los pinchos elaborados a base de verduras, setas, pescados o mariscos, pueden ser una buena opción. Los encurtidos y los frutos secos, con moderación, también son de interés.
  9. Vigila que el tamaño de las raciones sea el adecuado.
  10. Para llevar una vida sana, lo importante es fijarnos en el conjunto de hábitos saludables y no aislados de forma independiente. Una buena forma de lograrlo es seguir las pautas de nuestra Dieta Mediterránea y que el patrón que marque nuestro consumo sea la moderación.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.