ANDRORRA: COMO PRÍNCIPE POR SU CASA

El pequeño país de los Pirineos, Andorra, es un gran destino para perdernos entre grandes paisajes, conocer rincones de la alta montaña, disfrutar de la adrenalina del deporte de aventura y alimentarnos con una gastronomía sabrosa y contundente. Muchas veces asociamos Andorra solo a esquiar, y si bien el deporte blanco es muy importante durante los meses de invierno, el Principado es mucho más. Cada vez es más numeroso el turismo que visita Andorra en primavera o verano que durante el invierno, ya que pueden hacer grandes rutas de montaña, adentrarte en sus valles, el valle de Madriu-Perafita-Claror es Patrimonio de la Humanidad, y conocer más en profundidad las peculiaridades de este singular país.  Pero sobre todo es un país donde se disfruta se vaya como se vaya y cuando se vaya, y en familia las posibilidades son interminables. Porque no siempre es fácil elegir un destino para todos y que a todos guste o donde todos disfruten. Pero este sí lo es. Hasta para los niños que siempre suelen plantear dificultades, este lugar es ideal para ellos y seguramente serán los que pidan repetir en las próximas vacaciones. O en cualquier momento, porque un fin de semana basta, al menos para conocerla en principio.

Y por si alguno pensaba que solo es deporte y actividades al aire libre, además, es el paraíso de las compras, y se vende  a sí misma como el lugar ideal para pasar una jornada yendo de tienda en tienda.  Si lo que busca es algo de electrónica, perfumes, material deportivo o ropa de última moda, en Andorra la Vella, la capital,  encontrarán varias zonas de compras. La avenida Meritxell recoge muchos comercios, así como varios centros comerciales en los que pueden perderse en sus ofertas. Es de destacar su centro histórico, que ha sufrido una gran mejora en los últimos años, con la peatonalización, la restauración de casas y una mejor conservación de su patrimonio, por lo que ya no es solo una ciudad a la que ir a comprar barato. Hay que reservar tiempo para pasear por Andorra la Vella y hay quién elige su alojamiento en el centro donde lo tienen todo a mano, vida nocturna y restaurantes abiertos para poder cenar.

Pero la mejor opción para ir en familia o grupo es sin duda un apartamento. Encontrarán varios en diversas zonas, y supondrá un ahorro considerable así como una libertad total en las entradas y salidas, horarios de comidas y sobre todo vivir como un vecino más haciendo la vida como si fuese su ciudad, conociéndola y paseándola, mezclándose con sus habitantes y sintiendo el latir de un principado que a nadie dejará indiferente. Para su próxima visita entren en apartamentos Andorra y elijan el suyo. Conocerán este país como nunca imaginaron.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.