CÓMO EVITAR IMPREVISTOS CUANDO VIAJAS CON TU PERRO

El verano ya ha llegado a su fin, pero el otoño también es una estación maravillosa para viajar en compañía de tus mascotas y disfrutar de escapadas cortas en la playa. En estas fechas hay mucha menos gente en los destinos playeros, las puestas de sol a orillas del mar siguen siendo igual de increíbles, la temperatura todavía no es demasiado fría… Todo son vengajas. Lo cierto es que pasear por la arena en compañía de tu mejor amigo puede ser una experiencia maravillosa y un modo estupendo de darle carpetazo a la maldita depresión postvacacional. ¡El mundo no se acaba después de las vacaciones estivales… ¡Hay un montón de oportunidades!

Ahora bien, si vas a viajar con perro lo mejor es que planees bien la escapada para no llevarte sorpresas desagradables a última hora. Encontrarte a última hora con el molesto inconveniente de que no le dejan ir o alojarse en alguno de los lugares que habías escogido puede terminar estropeándote el plan. Para eso te recomendamos que visites webs como la de Mascotas Bienvenidas, un site en el que encontrarás información de gran utilidad para todo tipo de planes con animales de compañía.

 

Playas que admiten perros

Para empezar, escoge minuciosamente tu destino. No todas las playas admiten perros, por lo que tendrás que hacer un buen estudio del terreno. De todas formas, no te agobies, hay muchas opciones. En esta infografía puedes echar un vistazo rápido por algunas de las calas en las que podrás disfrutar de una jornada de una jornada playera maravillosa junto a tu mejor amigo canino. ¡Él también tiene derecho!

 

 

Escoge bien el alojamiento

También deberás tener en cuidado al reservar el alojamiento. Evalúa lo que más te conviene: hotel, apartamento, camping… En estas fechas, teniendo en cuenta la climatología y la comodidad, quizás lo más conveniente es decantarse por apartamentos que admiten perros. Es una opción muy cómoda y que te brinda mucha libertad a la hora de disfrutar de unos días de descanso.

Asegúrate de que tienes cerca un veterinario

Nunca se sabe cuándo puede surgir un imprevisto de salud. Murphy no perdona una… Por eso es conveniente comprobar si el destino elegido cuenta con servicios veterinarios. Lo más probable es que no los necesites, pero lo mejor es no asumir riesgos innecesarios. Con la salud no se juega…

No le cambies de alimentación e hidrátalo bien

Para que tu compañero de viaje se adapte bien a la aventura, llévate su comida habitual. Esto hará que se adapte con más facilidad y que no sufra “digestiones pesadas” ni molestias estomacales. También deberás cuidar su hidratación. Aunque ya no hace tanto calor como en verano, seguro que tu perro tiene bastante más actividad durante la escapada que cuando estáis en casa. Asegúrate de que bebe suficiente agua para que no sufra deshidratación.

 

 

Foto: Ruth del Toro

Protagonista: Rocky

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *