‘BLACHIN’, LO ÚLTIMO PARA BORRAR LAS ARRUGAS SUPERFICIALES

Combatir las arrugas y el resto de los signos del envejecimiento es una de las principales preocupaciones estéticas en la actualidad. Con el paso del tiempo la piel comienza a sufrir flacidez, sequedad, falta de elasticidad, aparición de arrugas y disminución de la capacidad regenerativa.

Hasta la fecha, uno de los procedimientos que mejor funcionaba para combatir estos signos propios del paso del tiempo era el ácido hialurónico. Se aplicaba (y se aplica) este compuesto a través de inyecciones que buscan rellenar pliegues o crear volúmenes con el fin de combatir las arrugas y recuperar el volumen perdido con el paso del tiempo.

 

¿Cómo funciona el ácido hialurónico?

La eficacia del ácido hialurónico se debe a que tiene una gran capacidad para atraer y retener agua, lo que permite rehidratar la piel y hacer que luzca más tersa, aumentando su grosor y eliminando los surcos. También produce una regeneración de las capas más profundas y superficiales de la piel, porque aumenta la producción de colágeno propio.

El ácido hialurónico se ha inyectado en estos últimos años a niveles medios o profundos en la piel o por debajo de ella, por lo que las arrugas finas como las llamadas patas de gallo y otras arrugas superficiales no eran buenas candidatas al mismo.

 

Blanching, un revolucionario protocolo para borrar las arrugas

Sin embargo, en los últimos meses ha irrumpido en el sector de la medicina estética una nueva técnica con ácidos hialurónicos de reticulación dinámica (más cohesivos y elásticos) que consigue borrar estas arrugas finas. Esta nueva técnica se conoce como Blanching y Felicidad Carrera ya la ha incluido a su atractiva y extensa oferta.
¿Qué es Blanching?

Este nuevo protocolo que cuenta con la aprobación de la prestigiosa FDA (Agencia Americana del Medicamento) se basa en inyecciones muy superficiales (entre 10 y 12º grados de inclinación en la piel) de esta nueva gama de ácidos hialurónicos sin posibilidad de dejar bultos, nódulos, ni coloración azulada, para tratar las arrugas finas estáticas y mejorar sustancialmente las arrugas de expresión.

La técnica Blanching, cuyo nombre viene de (Blanqueo), ya que la infiltración superficial produce un blanqueo momentáneo en la zona de inyección, permite así borrar arrugas finas sin afectar la expresión y proporcionando además una hidratación visible en la piel.
Zonas a tratar
Otras zonas de aplicación además de las patas de gallo son los pliegues nasolabiales, las líneas de marioneta, (el surco que nace desde la boca hasta el borde mandibular), el entrecejo y cualquier arruga fina del rostro. Incluso las marcas de acné.

La técnica blanching es un procedimiento que requiere de mucha experiencia y destreza por parte de médico que lo aplica, ya que emplea un plano de infiltración muy superficial, dejando microdepósitos de ácido hialurónico justo en la hendidura de la arruga, sin provocar abultamientos o exceso de producto.

 

Precio

Cada vial cuesta 415 € (depende del número de arrugas pero generalmente es suficiente con un único vial.

 

¿Dónde realizárselo?

Centro de tratamientos médico-estéticos FELICIDAD CARRERA 

C/ Castelló, 67. Madrid.

Tel. +34 914351724




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *