GUISANTE, IMPRESCINDIBLE PARA LAS EMBARAZADAS

Su origen está relacionado con Oriente Medio y Asia Central, sitios donde se cultiva desde hace miles de años, aunque las primeras plantaciones se remontan al octavo milenio a.C. Dicen que llegó a París desde Génova durante el reinado de Luis XIV en el siglo XVII.

El Guisante es un tubérculo que pertenece a la familia de las Leguminosas y a la sub-familia de las Papilionoideas.

En nuestros días se cultiva en prácticamente todo el mundo consumiéndose frescos o enlatados. En España, es en Murcia donde mayor producción hay, se remonta a los yacimientos arqueológicos de Cieza, donde según cuentan formaba parte de la dieta alimenticia junto con los garbanzos. Actualmente tienen una producción de 1.300 toneladas de guisantes al año.

 

Estupendo para diabéticos

Los guisantes tienen muy poca grasa y mucha fibra, por lo que resultan muy adecuados para todas las personas que tengan diabetes. Machaca granos frescos y crudos de guisantes y toma una cucharada al día de esta mezcla. Pero recuerda que siempre antes de poner ningún consejo en práctica es necesario consultar con el médico.

 

Tonifica el sistema nervioso

Es un alimento que por todas sus propiedades beneficiosas se convierte en un reconstituyente  cargado de energía. Como resultado, el guisante es un tónico ideal para el sistema nervioso, poniéndolo como guarnición acompañando a cualquier plato, ya sea carne, o pescado. Compruébalo y verás como tus nervios lo agradecen.

 

Un corazón sano

No tiene grasa, ni colesterol, ni sodio, por lo que resulta estupendo para mantener el corazón como un reloj de pulsera, sin problemas. Algo tan importante como el correcto funcionamiento de nuestro tic-tac particular simplemente añadiendo guisantes a nuestra dieta.

 

Amigo del intestino

Los guisantes tanto cocidos, como crudos son muy fáciles de digerir, por esa razón son muy adecuados para que nuestro intestino funcione de manera sencilla, de cualquier forma que los cocinemos y a cualquier hora que los tomemos. Esto unido a la cantidad de fibra que poseen, el caroteno y la vitamina C, hacen que sea un estupendo alimento para prevenir y alejar cualquier tipo de cáncer.

 

Desarrolla los huesos del bebé

Sus niveles de hierro y ácido fólico consiguen que sean imprescindibles en la dieta de cualquier mujer que esté esperando un hijo. El resultado es que la ingesta de guisante de manera habitual en la dieta consiga que los huesos del futuro recién nacido sean fuertes y sanos. Tanto en el seno materno, como después de su nacimiento, ya que a través de la leche de las mamás los guisantes consiguen que el desarrollo del bebé y el crecimiento de sus huesecillos sean mejor y con más calidad.

 

Un buen complemento alimenticio

Los guisantes al igual que el resto de las verduras, tienen mucha vitamina A y caroteno, además de ser ricos en vitamina C, tiamina, fibra, lecitina y minerales como fósforo, potasio y hierro. Que mejor alimento y más completo para acompañar cualquier plato, lo mejor es consumirlos frescos, pero si no es posible lo mejor es comprarlos congelados. Si los tomas naturales recuerda no tirar las vainas, trituradas son un estupendo abono para añadir a la tierra de tus macetas.

 

Consulta siempre al médico antes de seguir cualquiera de estos consejos por si en tu caso específico no es conveniente que lo hagas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.