jueves , 25 abril 2024

La presbicia se puede operar y corregir: te contamos cómo

203

La presbicia o vista cansada es un problema refractivo asociado a la edad que se debe a la pérdida de elasticidad del cristalino. Esta lente natural de los ojos va perdiendo progresivamente su elasticidad volviéndose más rígida y, por lo tanto, menos flexible, con lo que pierde su capacidad de enfoque, dando lugar a ciertas dificultades para ver de cerca con nitidez.

Según la última edición del Estudio de la Visión en España, realizado por Clínica Baviera, se estima que alrededor de un 80% de los españoles tienen algún defecto de visión, y casi un 43% sufre presbicia por encima de la miopía (39%) o el astigmatismo (38%). Esto convierte a la presbicia en el defecto visual más frecuente. “Aunque la gran mayoría de la población conoce que los problemas refractivos como la miopía o el astigmatismo se pueden solucionar gracias a la cirugía, todavía vemos en consulta que, si hablamos de presbicia, aún hay muchas personas que desconocen que también se puede corregir quirúrgicamente” afirma el Doctor Fernando Llovet, médico oftalmólogo cofundador de Clínica Baviera.

Lo primero de todo, es importante conocer la sintomatología de este problema y, como sucede en algunos casos, no confundirlo con hipermetropía. Entre las señales más comunes de la presbicia se encuentran:

  • Cansancio visual en actividades o momentos que requieran observar objetos a poca distancia.
  • Molestias y dolores de cabeza.
  • Alejar los objetos para poder enfocar y verlos con mayor claridad.
  • Visión ligeramente borrosa en momentos de cansancio y fatiga.
  • Necesidad de mayor iluminación para tareas como trabajar o en momentos de ocio como la lectura.

Como la presbicia no se puede prevenir, ya que está ligada al proceso de envejecimiento del ojo, es aconsejable realizar controles periódicos a partir de los 40 años que es cuándo suelen empezar aparecer los primeros síntomas.

Una vez se diagnostica el problema y tras la valoración de un oftalmólogo especialista, es importante conocer la mejor solución para cada paciente. Existen diferentes técnicas quirúrgicas para corregir la presbicia. La más habitual es el implante de una lente intraocular multifocal de última generación que hará la función de cristalino artificial.

Este tratamiento quirúrgico es sencillo para el paciente, ya que habitualmente se realiza en pocos minutos, no requiere de ingreso y el tiempo de recuperación generalmente es corto. Por otro lado, tiene multitud de beneficios ya que los pacientes obtienen un rango de visión completo (visión lejana, intermedia y cercana), pueden hacer las actividades cotidianas sin necesidad de depender de gafas o lentillas, ganando comodidad en su día a día. También, dado que las lentes intraoculares son personalizadas, se pueden corregir otros posibles problemas de visión que tenga el paciente como la miopía o el astigmatismo. Además, al retirar el cristalino envejecido, éste ya no se podrá opacificar y se evitará la futura aparición de cataratas.

BAZAR

ÚLTIMAS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Saúl Craviotto se prepara para las olimpiadas con Burgo de Arias Protein Plus

Burgo de Arias, la marca de queso fresco líder del mercado, ha...

Brinda con Martin Miller’s Gin: la ginebra premium mezclada con el agua de Islandia

La llegada del mes de abril marca la inauguración de la temporada...

Finca La Torre, una de las firmas de AOVE gourmet más prestigiosas, arrasa con su última cosecha

Finca La Torre, referente en el sector oleícola, es una de las...

Firming Yuzu Body Oil estrena look de la mano de Kalom Bay

El aceite reafirmante y anticelulítico Firming Yuzu Body Oil, de Alma Secret,...