martes , 18 junio 2024

LA MEJOR RUTINA DE BELLEZA FACIAL PARA PIELES GRASAS

55

¿Tienes la piel grasa y no sabes qué hacer para controlar los brillos, los granitos y otros males asociados a esta tipología? Tranquila, hemos preparado una guía para el cuidado de este tipo de pieles que puede ayudarte. ¡Sigue leyendo!

 

¿Qué es la piel grasa?

Antes de iniciar cualquier protocolo de belleza indicado para pieles grasas, debes asegurarte de que efectivamente tu piel presenta las características propias de esta tipología. Si tienes alguna duda, consulta con un profesional que te haga un buen diagnóstico y te confirme cuál es el estado de tu piel. De esta manera encontrarás una rutina de belleza facial personalizada y adaptada a tus necesidades concretas.

A grandes rasgos, las pieles grasas se caracterizan por producir más sebo de lo normal, lo que suele traducirse en:

-Poros dilatados y bastante visibles.

-Imperfecciones tales como puntos negros, granitos y/o espinillas.

-Exceso de brillos.

-Manchitas de pigmentación.

 

Paso a paso para mantener a raya las pieles grasas

Una vez que confirmes que efectivamente tu tipología de piel es grasa, debes ser muy disciplinada con tu rutina de belleza diaria si quieres mantener el exceso de sebo a raya y lucir un cutis impecable.

Integra estos pasos en tu rutina “beauty” y notarás como tu piel se equilibra y se muestra más bonita y luminosa:

 

1-Doble limpieza facial por la mañana y por la noche

La limpieza es el primer paso de cualquier rutina de belleza, pero en el caso de las pieles grasas es recomendable realizarla con más exhaustividad. Conviene recurrir a la doble limpieza para garantizar que se retiran la suciedad depositada a lo largo del día, el maquillaje y, por supuesto, el exceso de sebo. Así la piel queda lista y preparada para cualquier tratamiento que vayas a aplicar a continuación.

Muy importante: asegúrate de hacerlo nada más levantarte y antes de ir a dormir. Tu piel lo agradecerá.

2-No te olvides del tónico

Muchas veces no le damos a este paso la importancia que se merece. Es fundamental aplicar un tónico después de la limpieza facial para equilibrar el Ph de la piel, cerrar el poro, iluminar y alisar.

Hacerlo no te llevará más de un minuto y el beneficio será bastante notable.

3-Escoge bien tu crema hidratante

Hay quien piensa que las pieles grasas no necesitan utilizar crema hidratante. ¡Gran error! Las pieles grasas necesitan hidratarse igual que todas las demás. Lo importante es hacer una buena elección, ya que hay cremas hidratantes que le van mejor que otras. Lo ideal es recurrir a texturas ligeras y acuosas que resulten menos pesadas y se absorban con más facilidad. También conviene recurrir a formulaciones matificantes que controlen los brillos. ¡Pero nunca te saltes este paso!

4-Exfolia tu piel de forma regular

Es recomendable que te hagas una exfoliación facial una vez a la semana o cada 15 días. Es la única forma de eliminar células muertas y retirar las impurezas que se van depositando sobre la piel. De esta forma, impedirás que los poros se llenen de suciedad, convirtiéndose en los antiestéticos y molestos puntos negros.

5-Una vez a la semana ponte una mascarilla

Completa tu rutina beauty con una mascarilla purificante que te ayude a controlar el exceso de sebo. Puedes hacerlo una vez a la semana o cada quince días, igual que la exfoliación. De hecho, si te la aplicas justo después de exfoliarte el rostro, potenciarás sus efectos y notarás mejores resultados.

BAZAR

ÚLTIMAS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

Guía para elegir bien un esmalte permanente de uñas

Elegir el esmalte permanente adecuado puede ser una tarea desafiante, especialmente con...

Piel firme, suave y brillante con Shimmer Body Oil Yuzu Glow de Alma Secret

El verano está hecho para disfrutar de largas jornadas al aire libre,...

Ludmila Zeru, la gurú de las cejas: “No hay un diseño que funcione para todos”

Unas cejas bien diseñadas pueden mejorar radicalmente tu imagen. Si no que...

Pure & Botanics, la nueva gama de Montibello que eleva la limpieza facial

La limpieza facial es el primer paso, imprescindible, para mantener una piel...