CRISTINA PEDROCHE NOS DA LAS CLAVES PARA CONOCER MEJOR LA REGLA

INTIMINA, compañía que ofrece la primera gama de productos dedicada a cuidar los aspectos de la salud íntima femenina, ha presentado hoy el II Estudio sobre la Regla: la importancia de la salud y el autocuidado junto a Cristina Pedroche y la sexóloga y experta en ciclo menstrual, Irene Aterido, la asesora nutricional, Nuria Pons Ximénez, y Pilar Ruiz, responsable de comunicación de INTIMINA.

Durante el evento, se han expuesto los resultados de dicho estudio, que ha dejado patente que, aunque estemos en el siglo XXI, aún queda mucho desconocimiento sobre el cuerpo femenino y su funcionamiento: Casi la mitad de las españolas (45%) no sabe dónde se ubica el cérvix y el 32% desconoce la diferencia entre la vulva y la vagina. De hecho, cerca de 1 de cada 4 mujeres tampoco sabe lo que es el síndrome premenstrual. Y 4 de cada 10 españolas no sabe lo que es la ovulación: mientras que para el 21% de ellas se trata de “un proceso en el que el ovario genera un nuevo óvulo”, el restante 23% lo define como el proceso en el que “un óvulo maduro sale del cuerpo a través de la menstruación después tras no estar fecundado”.

“Parece increíble, pero aún existe muchísimo desconocimiento sobre la regla y nuestro cuerpo. La regla es un reflejo directo de nuestra salud: la textura, el color, el olor, la cantidad… Y para conectar con ella, es importante primero conectar con nosotras mismas. No saber la diferencia entre vulva y vagina, no conocer qué es la ovulación o lo que es el síndrome premenstrual, parecen cuestiones del siglo pasado. Aún queda muchísimo por aprender y mucho más por enseñar”, comenta Cristina Pedroche, embajadora de INTIMINA. “Las copas menstruales son perfectas para generar esta relación cercana con nuestro cuerpo, porque podemos observar nuestra regla, ser más conscientes, y vivirla sin miedo ni ascos. Y lo más importante: son sumamente respetuosas con nuestro equilibrio íntimo y sobre todo, con el medio ambiente”, concluye Cristina.

Por otro lado, las expertas Nuria Pons Ximénez e Irene Aterido, han reflexionado sobre las formas en las que las españolas sobrellevan las reglas junto con los antojos, la culpa y la autoestima, y los motivos que nos llevan a sentirnos de un modo u otro durante el periodo.

En este sentido, Cristina comenta que “vivir la regla es también vivir un sinfín de emociones: cambios de humor, cambios en el apetito y cambios corporales. Yo tengo meses de helado y sofá y otros de aguacate y deporte a tope, no pasa nada. ¡Lo importante es naturalizarla!”. Además, señala que “es muy necesario estar bien con nosotras mismas y entender que es un proceso natural y que cada regla es diferente. No importa si este mes estamos más hinchadas que de costumbre o tenemos más antojos que nunca, o incluso, más activas y contentas. Lo importante es ser nosotras mismas; esa es la regla”.

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra copa?

Busca una copa que se adapte a tus necesidades. Al igual que no existen dos mujeres iguales, INTIMINA cuenta con una amplia variedad de copas menstruales para que cada una encuentre la que mejor le puede funcionar. En este sentido, es necesario saber el tipo de flujo, la edad, si se ha tenido hijos o no, y el cérvix. Las copas de INTIMINA (Lily Cup y Lily Cup Compact) tienen dos tamaños diferenciados por dos colores: tamaño A (rosa claro), para mujeres que no han dado a luz o lo han hecho por cesárea, o tamaño B (rosa oscuro), para aquellas que han dado a luz por parto vaginal o tienen el suelo pélvico débil. Lily Cup Compact, además de ser plegable, es ideal para flujos leves o moderados. Por su parte, Lily Cup es perfecta para flujos abundantes y cérvix altos. Para las adolescentes, existe una copa para las primeras reglas: la Lily Cup One. Es perfecta ya que cuenta con un aro para facilitar la extracción y un borde doble a prueba de fugas.

Da importancia a los materiales. La copa menstrual es una opción respetuosa con el cuerpo de la mujer frente a otros productos de higiene íntima. Al estar fabricadas en silicona de grado médico (un material no poroso que previene el crecimiento bacteriano), no irrita y no produce sequedad, lo que la hace muy higiénica. Además, están diseñadas para una larga duración, sin sacrificar su valor ni rendimiento. Cada uno de los componentes usados han sido testados, sin tóxicos ni químicos empleados como plastificadores o ftalatos.

Ten en cuenta la comodidad. Las copas menstruales están diseñadas para adaptarse a la anatomía de la mujer de la manera más cómoda posible. En concreto, las de INTIMINA son ultra suaves y forman un sellado con las paredes de la vagina completamente seguro. Con el efecto vacío se asegura de que la copa no se mueva ni el flujo se desborde. Además, en el caso de Lily Cup, cuenta con una solapa anti-desbordamiento para evitar posibles fugas y un tallo de fácil sujeción, y ofrece una textura única que asegura que la copa se mantenga firme durante su uso.

Ahorra dinero sin renunciar a la calidad. Una copa menstrual puede usarse hasta 10 años, por lo que se puede ahorrar una media del 75% de lo que se suele gastar en otros productos de higiene íntima. Con las copas menstruales de INTIMINA se gasta menos de 3 euros al año.

Ecología. Unos 100 mil millones de tampones y de compresas se desechan cada año al vertedero. Utilizar la copa menstrual supondrá un cambio significativo para el medio ambiente. Al ser reutilizable hasta 10 años, con una sola copa de INTIMINA, estaremos ahorrando una media de 1.700 tampones o compresas.

Además, este Black Friday, se puede disfrutar de 25% de descuento en los productos INTIMINA.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.