ALIMENTOS CONTRA EL COLESTEROL

Aprender a cuidar tu corazón es una tarea imprescindible y para ello una de las mejores maneras es bajar el colesterol, evitando de esta forma correr riesgos cardiovasculares innecesarios. Ponte manos a la obra, conoce estos doce  alimentos que son los grandes amigos de tu corazón, prueba durante un par de meses a ponerlo en práctica y te sorprenderán los resultados.

 

MANZANAS

Dos al día, como merienda o como picoteo entre horas,  pueden reducir hasta un 20 por ciento del colesterol malo y esto es gracias a la pectina uno de sus componentes. Además la manzana posee ácidos málico y tartárico, ambos ayudan a digerir mejor los alimentos demasiado grasos.

 

FRESAS

Su elevado contenido en vitaminas C y E, evitan la transformación del colesterol bueno en malo que es el peor a la hora de dañar las arterias. Una taza de fresas todos los días media hora antes de desayunar o comer. Otra fórmula es tomar una taza de fresas licuada con unos 200ml de agua, que deberás tomar sin colar, para la mejor absorción de todos sus beneficios.

 

POMELO

La fibra que contiene es su principal baza para reducir el colesterol. Este cítrico ayuda a eliminar las grasas a través de la excreción. Tómalo licuado, mezclado con zumo de naranja en el desayuno.

 

AGUACATE

Uno o dos aguacates a la semana, te aportan el contenido en grasas monoinsaturadas que mejoran los niveles de colesterol bueno y eliminan el malo. Su contenido en vitamina E protege las arterias. Ojo, también posee muchas calorías en periodo de dietas hay que tomarlos con mucha precaución. Lo mejor en ensalada con zumo de limón y un poco de aceite de oliva Virgen.

 

NUECES

De cuatro a seis nueces diarias ayudan a disminuir tus niveles de colesterol. Lo más aconsejable es añadirlas en ensaladas o como un sanísimo tentempié cuando te da el bajón.

 

 AJO

Un diente de ajo diario gracias a su poder antioxidante mejora la circulación sanguínea. Puedes tomarlo acompañando a carnes y pescados, o de la manera más natural del mundo restregado en unas tostadas de pan integral con un chorrito de aceite de oliva.

 

LEGUMBRES

Es aconsejable tomar platos de cuchara, en concreto legumbres dos veces por semana. Poseen saponina y esteroles vegetales que impiden la absorción del colesterol. Lo más adecuado es tomarlas estofadas, en puré o en ensalada.

 

ACEITE DE OLIVA

Como ya es conocido por todo forma parte de la dieta mediterránea y es indispensable para nuestra alimentación. Es un gran aliado de las arterias ya que gracias a sus tocoferoles (vitamina E), eleva el colesterol bueno.

 

PESCADO AZUL

Tres raciones de pescado “graso”, el azul, como salmón, sardinas, atún…, frescos o en lata contienen gran cantidad de omega-3, manteniendo el nivel adecuado de colesterol bueno, reduciendo el malo o LDL y aportando hidratación a nuestra piel. Los omega 3 marino evitan y ayudan a prevenir los infartos.

 

ESPINACAS

Conocida popularmente por su contenido en hierro, ideal para tratar las anemias. Pero además es una verdura anticolesterol por la composición química que posee. Alto en vitamina C  y betacaroteno, micronutrientes que reducen el colesterol LDL y aumentan el HDL o bueno. Además sus altos niveles de yodo, estimulan el metabolismo, ayudando a la combustión de las grasas. También sus niveles de fibra que arrastran la grasa de las comidas y favorecen su eliminación. Lo mejor es tomarlas crudas o al vapor.

 

CLAVO

Una especia con mucho olor que lucha contra el colesterol alto y contribuye a reducirlo de manera totalmente natural. Su contenido en flavonoides no sólo reducen el colesterol en sangre, también previenen la formación de placas de grasa en las arterias. 10 gr. de planta de clavo de olor en un litro de agua hirviendo. Se deja reposar diez minutos y se bebe una media de tres tazas al día.

 

GROSELLAS

Pequeños frutos con grandes propiedades nutricionales y uno de sus grandes beneficios es contra la hipercolesterolemia, reduciendo además los riesgos cardiovasculares todo ello por su vitamina C y E, su contenido en fibra y su contenido en antocianinas y carotenoides sustancias antioxidantes que evitan que las grasas se oxiden. En general todas las frutas rojas son grandes amigos de que nuestra circulación vaya sin obstáculos.

 

Consulta siempre al médico antes de seguir cualquiera de estos consejos por si en tu caso específico no es conveniente que lo hagas.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com