AZÚCAR, energía natural para nuestro cuerpo

También conocida como sacarosa, se obtiene de la caña de azúcar de su tallo o de la remolacha. Pertenece a los hidratos de carbono simples y es muy beneficiosa para nuestro organismo. Se necesita consumir diariamente, la energía y la glucosa que nos aporta es necesaria para el funcionamiento de nuestro cerebro, los ojos, el sistema nervioso, los músculos y los glóbulos rojos. Nos da la energía necesaria para afrontar nuestras tareas diarias y no sólo para los niños, también para los mayores.

Los principales productores del mundo son Brasil, India, Europa, China…El 70% del azúcar del mundo se consigue de la caña de azúcar y el 30% de la remolacha.

Sus orígenes se remontan a Bengala y China meridional, hace más de 2.500 años. Se dio a conocer gracias a Alejandro Magno, que la descubrió en Persia, llegando hasta Venecia a través de la ruta de la seda.

 

CURIOSIDADES

  • Un gramo de azúcar aporta 4 calorías.
  • El primer nombre que recibió el azúcar fue Sarkura.
  • El azúcar que más  se consume en España se extrae de la remolacha azucarera.
  • La primera fábrica de azúcar se instaló en Alcolea.
  • Napoleón potenció la extracción de azúcar de remolacha.
  • Los romanos denominaban al azúcar Sal de la India.
  • El primer sabor que el ser humano es capaz de reconocer es el dulce.
  • El cerebro es el principal órgano que se beneficia de la energía  que aporta el azúcar y su consumo aumenta la capacidad de concentración.
  • El azúcar fue descubierto en la India y los primeros que fueron capaces de extraer azúcar de la caña fueron los egipcios.
  • En España se empezó a utilizar el azúcar en la edad media.
  • La caña de azúcar tiene una antigüedad de 4.500 años.

 

 

Evita las agujetas

Cuando comienzas a hacer ejercicio después de mucho tiempo sin practicar ningún deporte, los primeros días el cuerpo se llena de las temibles agujetas, todos tus músculos están doloridos, hasta que se van acostumbrando al trabajo. Antes de comenzar la clase y después de haber hecho deporte, diluye un par de cucharadas de azúcar en un vaso de agua, mezcla bien y bébelo. Es sencillo y muy eficaz para evitar el dolor.

 

Acaba con la reseca

Además de terminar con los molestos síntomas de la resaca por haberse pasado en tomar algunas copas, el azúcar también frena los primeros síntomas de resfriado. Pero para ello necesitas zumo de jengibre, quince gramos de azúcar moreno y medio vaso de agua caliente, disuélvelo bien y tómalo calentito. A los pocos minutos notarás como comienzas a sudar y poco a poco eliminarás el alcohol del organismo.

 

Como afrodisíaco

Dicen que la falta de azúcar en el organismo provoca una mayor producción de adrenalina y que esta hormona bloquea directamente la respuesta favorable en el sexo. Por eso, algún dulcecito con moderación, después de una rica comida, compartido entre dos puede dar lugar a unos estupendos resultados de pareja.

 

Borra las huellas del acné

Si tienes una piel algo áspera, o padeces problemas de acné, prueba a diluir un poco de azúcar en un vaso de agua, moja un trozo de algodón en la mezcla y pásatelo por la cara dando ligeros toquecitos. Deja que actúe durante unos minutos y después retira con abundante agua fría.

 

Nada bueno para los dientes

No es que el azúcar sea malos para los dientes, el problema es que después de tomarla, habría que tener acto seguido una correcta higiene y lavar los dientes para que en ellos no queden restos de azúcar, de lo contrario estaríamos llamando directamente a la aparición de caries. Además alteraría el esmalte de nuestra dentadura.

 

Energía pero moderada

El azúcar posee un alto nivel calórico, por lo que suele ser uno de los primeros alimentos que los especialistas eliminan de las dietas para perder peso. Pero la realidad es que no habría que borrarla de nuestras vidas, si tomáramos la cantidad adecuada. De esta manera se consigue la energía necesaria para el cuerpo, vitamina B1 y calcio.

 

TRUCO DE BELLEZA: Exfoliante natural

Mascarilla de azúcar con limón.

El azúcar es un exfoliante natural y el limón un astringente. Coloca en un recipiente una cucharadita de azúcar blanca y exprime zumo de limón sobre ella, mezcla bien y colócatelo en el rostro, cuello y escote dando un ligero masaje circular. Masajea suavemente hasta casi deshacer el azúcar. Deberás mantenerla en tu piel hasta que quede prácticamente seco, pero cuidado el exceso de limón podría resecar mucho la piel. Después enjuaga con abundante agua tibia y tu piel quedará como la seda.

Consulta siempre al médico antes de seguir cualquiera de estos consejos por si en tu caso específico no es conveniente que lo hagas.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com