5 CLAVES PARA RECUPERAR LA PASIÓN EN TU RELACIÓN DE PAREJA

Hay temporadas en los que la monotonía se apodera de tu relación de pareja y tienes la sensación de que la llama de la pasión comienza a apagarse. El trabajo, la familia, los niños, la casa… Las obligaciones cotidianas y el estresante ritmo de vida en el que estamos inmersos nos hacen dejar el sexo en un segundo plano, un error común que puede enfriar nuestras relaciones y, en algunas ocasiones, terminar en ruptura sentimental.

¡No dejes que la monotonía se apodere de vuestra vida íntima! Eso sí, la llama de la pasión no llamará de nuevo a tu puerta de repente. ¡Tienes que poner de tu parte y esforzarte para que vuelva a encenderse! A continuación te proponemos cinco ideas muy útiles para reavivar la pasión en tus relaciones sexuales. Ya sabes lo que dicen… donde hubo fuego quedan rescoldos, así que ponte manos a la obra.

 

Hablemos de sexo

Diferentes estudios apuntan que las personas que hablan de sexo con sus parejas, lo practican más, son más orgásmicas y sienten más placer. Conversar sobre diferentes posturas, deseos, sueños eróticos no solo resulta de lo más excitante, sino que además te ayudará a conocerte mejor a ti mismo y a tu pareja, algo que os vendrá muy bien de cara a satisfacer vuestras necesidades amatorias.

 

¡A jugar se ha dicho!

La monotonía es el mayor enemigo de las relaciones íntimas. ¿A qué esperas para romperla y empezar a divertirte? ¿No es ese el principal objetivo del sexo?  Disfrázate, introduce juguetes sexuales en vuestras relaciones, haceros pasar por desconocidos e improvisar una cita a ciegas, lleva a tu media naranja a eses sitio al que nunca antes te habías atrevido. Seguro que descubrís un montón de cosas nuevas el uno del otro. Como ejercicio práctico, os proponemos entrar juntos en una tienda erótica, descubrir todos los juguetes nuevos que hay en este mercado, incluso comprar un consolador. Si no os atrevéis a ir a un establecimiento físico, podéis hacerlo desde casa, visitando webs como la de SexyDream, que cuenta con un montón de posibilidades de lo más sugerentes. Os divertiréis mucho y resultará muy estimulante.

 

Siéntete más atractiv@

Curiosamente no es la falta de apetito o deseo sexual el principal motivo por el que muchas personas rehúyen los encuentros sexuales. Según revelan diferentes entrevistas, no sentirse atractivo es lo que más nos hace empezar a evitar el contacto con nuestra pareja. Por eso os recomendamos empezar a preocuparos un poco más por vuestra imagen, poneros eses vestido o esa camisa que tanto os gusta y tenéis colgado en el armario desde hace años, perfumaros, maquillaros, peinaros bien…  Estos pequeños detalles os ayudarán a veros mejor por fuera y, cómo no, a sentiros mejor por dentro. Así recuperaréis “las ganas” de vuestra pareja y volveréis a tener una vida sexual más activa y placentera. Además, está demostrado que mantener relaciones sexuales de forma regular, mejora mucho la autestima, así que no hay excusas que valgan.

 

Aquí te pillo, aquí te mato

Es cierto que los preliminares son importantes en cuestiones del sexo y pueden resultar muy estimulantes. Un masaje erótico, unas caricias, unos besitos, unos susurros al oído… Sin embargo, de vez en cuando no viene mal ir al grano y dejar los jueguecitos para otro momento. Los encuentros sexuales rápidos y espontáneos pueden tener mucho morbo y propiciar un aumento del deseo sexual.

 

Trabaja el factor sorpresa

Sorprende a tu pareja. Esto no sólo es beneficioso para las relaciones íntimas, sino también para aumentar vuestra complicidad. No hay peor enemigo que la rutina para el sexo. Llévale flores, cómprale unos bombones, prepárale una cena sorpresa, recíbele completamente desnudo… Sabes que hay un montón de maneras de sacarle una sonrisa y esa es, sin ninguna duda, una de las mejores maneras de iniciar un encuentro apasionado.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.