VANGUARDIA Y TRADICIÓN EN TUS PLATOS NAVIDEÑOS CON HUEVO HILADO

Si la comida y la bebida suelen jugar un papel protagonista en todas las celebraciones del año, en Navidad se eleva a su máximo exponente. Uno de los alimentos que no suelen faltar en estas fechas es el huevo hilado. Se trata de un producto de profunda tradición, pues data del siglo XI, que además de ser un elemento decorativo gastronómico que alegra y da color a los platos, también está delicioso. Su dulzor es perfecto para combinar con jamón ibérico o cocido, carnes, aves, asados y todo tipo de fiambres y dulces.

 

 

En Santa Teresa, yemeros desde 1860, cuentan con una dilatadísima experiencia en la elaboración de recetas tradicionales, 100% naturales y de alta calidad y el huevo hilado figura como uno de sus productos estrella. Se elabora en el obrador que la compañía tiene en Ávila con mucho mimo y cuidado, según el recetario tradicional: con un 90% yema de huevo fresco y azúcar, como únicos ingredientes. Sin añadir ningún tipo de aditivos ni conservantes.

Además, su estudiado packaging permite una conservación óptima, potenciando sus propiedades más importantes: (su emblemático color anaranjado propiciado por la alimentación natural de las gallinas), textura, jugosidad y sabor.

 

 

Huevo hilado trufado, el ‘culmen’ de la exquisitez

Pero si alguien pensaba que este producto no permitía innovación, estaba muy equivocado. El año pasado, Santa Teresa Gourmet lanzó una nueva versión. Un producto único en el mercado, el huevo hilado trufado, que ha servido para afianzar el liderazgo de la compañía en la categoría.

Partiendo de la receta centenaria a base de huevo y azúcar, se añade el toque vanguardista e inconfundible del ‘diamante negro de la cocina’: la trufa. El resultado de la fusión: un perfecto equilibrio de dulzor con un ligero amargor inesperado. Un producto que, gastronómicamente, supera la categoría gourmet para entrar conceptualmente en el rango de ‘Premium’. Cada bocado se convierte en una experiencia sensorial inigualable tanto en el gusto como en el olfato.

 

 

Además, los celíacos también pueden disfrutar de este exquisito manjar, pues el Huevo Hilado, en sus dos versiones, es el único en el mercado que cuenta con el certificado FACE que avala que no contiene gluten.

Por todos estos motivos, el huevo hilado de Santa Teresa, se convierte en un indispensable para sorprender esta Navidad a los paladares más exigentes.

 

Precios:

Tradicional 100 g: 4,20 €.

Trufado 100 g: 4,50 €.

www.santateresagourmet.com




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *