ANA RODRÍGUEZ, EX DE BONO, CREA SU PROPIA LÍNEA COSMÉTICA

Nueva aventura profesional y nueva foto de familia. Este era un día muy especial para la que fuese, durante más de treinta años, la esposa de José Bono. Presentaba su primera línea cosmética: Oceanyx. Junto a ella estuvieron las personas más importantes de su vida. Sus tres hijos mayores, Manuel Martos, marido de Amelia y padre de sus tres nietos, y Ernesto Manrique, el hombre que le ha vuelto hacer creer en el amor. Tan solo faltaba su hija pequeña, Sofía, a la que ni una cita tan importante como esta le libró del colegio.

“Es un día muy importante para mí. Cuándo llevas tiempo trabajando, arriesgas dinero y muchos esfuerzos, al final era importante que los míos estuvieran conmigo” confiesa Ana. Y es que sus hijos se han volcado con este nuevo proyecto en el que se aleja de las joyas para adentrarse en el mundo de la cosmética. Ellos han sido sus conejillos de indias a la hora de probar el producto, los que le han escuchado sus dudas y sobre todo los que le han animado a sacar este nuevo producto al mercado. Las chicas fueron las primeras en introducir este nuevo serum es sus cuidados diarios pero los hombres, incluidos su ex marido, José Bono, también lo tiene en su neceser.

 

 

La nueva marca de Ana Rodríguez está formada por seis sérums con los que está segura de dar respuesta a las pieles más exigentes. La idea surgió de su propia necesidad: “Tengo la piel atópica y por muchos productos que probaba siempre tenía algún problema”, nos comenta.

“Elegí serums por que tiene una alta penetración en la piel y es muy fácil de usar. Todos los principios activos vienen del océano y tienen un gran porcentaje por lo que los resultados se notan rápidamente” destaca la empresaria sobre su nuevo producto y continúa, “creo que hay que tener una responsabilidad social y estoy hablando con asociaciones que cuidan el medio ambiente para colaborar con ellos. De la serigrafía se ha encargado la asociación Síndrome de Down de Toledo. Creo que hoy en día todas las empresas deben tener responsabilidad social”.

 

Ana estuvo acompañada de sus tres hijos mayores, su yerno y su nueva pareja durante la presentación.

Una estrecha relación con Amelia, pero José es su ojito derecho.

“Estoy más cerca de Amelia porque vivimos al lado, porque yo también quiero estar cerca de mis nietos. Ana viaja mucho por trabajo y José está con sus caballos. Nos vemos todo lo que podemos pero sí es cierto que con Amelia tengo una relación más de día a día. Trabajamos juntas, estamos con los niños…”. No le importa hablarnos de cómo son sus hijos, de que el carácter de Amelia es parecido al de su padre y lo valiente y aventurera que es su hija Ana, quien sigue viajando mucho y se planea vivir en Estados Unidos. Pero del que no pararía de hablar de su único hijo y es como ella misma confiesa: “¡es mi niño¡”. “José es tan bueno, tan generoso, tan fácil. Como vive entre mujeres tiene que ser un santo” dice entre risas.

Mientras que sus hijas son más duras con ella, el jinete siempre tiene palabras bonitas para ella. “Las niñas son más de dar caña, no te pongas ese vestido que te queda mal, te hace gorda, lleva mucho escote, ya no tienes edad … y mi hijo siempre me dice que estoy estupenda” recuerda.

 

Nunca hubiese esperado, a mi edad, encontrar una persona con la que compartir mi vida”.

 

Y entre todos ellos destaca la figura de Ernesto, quien parece haber encontrado su lugar en la familia a la perfección.

“Ernesto es mi pareja, la persona que me acompaña, estamos muy bien juntos. Esta es una nueva etapa de mi vida, diferente. Nunca hubieses esperado, a mi edad y en estos momentos, encontrar una persona con la que compartir mi vida. Es apacible, educada, que se lleva bien con todo el mundo, y sobre todo con mis hijos” y es que nunca parecen suficientes los piropos para el que hoy es el hombre de su vida.

Pasaron cuatro años desde su separación cuando este empresario mexicano se cruzó en su vida, algo que ella nunca esperó pero que ahora agradece enormemente. “Las cosas vienen, la vida te las da. Yo no estaba buscando nada, estaba centrada en mi trabajo, mis niños, y ¡apareció!” recuerda Ana aunque se le cambia la cara cuando se le preguntan por una boda.

Tampoco estaba en esta foto familiar pero Ana nos asegura que sí ha probado sus productos de belleza. José Bono sigue siendo alguien muy importante en su vida. “Tenemos una buena relación y la obligación de que sea así. Tenemos cuatro hijos en común y tres nietos. Es diferente un amigo a una persona con la que has vivido tantas cosas. El padre de mis hijos no es mi amigo, es algo más importante. No sé interpretar a la gente que dice que su ex marido es su amigo. Para mí es muy diferente”.

 

Por Inma Coca

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.