UN DIVERTIDO SUJETAPUERTAS PARA LA HABITACIÓN DEL PEQUE

Vamos a diseñar y a fabricar nuestro propio sujeta puertas para el cuarto de los niños, evitará que la puerta se cierre bruscamente y además decorara de una manera divertida su cuarto.

Material que necesitas: Tijeras, papel, rotulador, fieltro de colores, pegamento, garbanzos, hilo, alfileres y bolitas de pulseras.

Dibuja primero en una hoja de papel la silueta del animal que vaya a crear, en este caso hemos elegido una tortuga. Dibújala y recorta la cabeza, el caparazón y la pata que más te guste.

Elige los colores que prefieras en fieltro, para nuestra tortuga cogeremos el amarillo, el naranja y el verde. El caparazón va en naranja, después coloca el círculo de papel y márcalo, después recorta. Para hacerlo exacto a la plantilla que dibujaste ayúdate de alfileres. Las patas recórtalas de la misma manera en verde, cuatro en total, además de un triangulito con colita y  otro círculo más pequeño que será la cabecita.

En el caparazón deberás dibujar las líneas que tiene el animal con ayuda de un rotulador negro algo grueso.

Pega las patas y la cabeza de la tortuga a la circunferencia naranja  y cose todo alrededor con un hilo amarillo dejando un hueco para rellenarlo después y darle peso. Llénalo todo de garbanzos pequeños, después habrá que terminar de coser para que no se escapen. Puedes también rellenar su interior de arroz, o de lentejas.

Ahora le toca el turno a la cabeza, con hilo de pescar, cose los ojos que pueden ser dos bolitas marrones de hacer collares, o bien en cualquier tienda de manualidades podrás encontrar ya ojitos que incluso se pueden pegar.

Ya tienes listo tu original sujeta puertas, con el relleno pesará y hará que sujete donde la coloques, decorando y evitando un molesto portazo.

Por Alejandra Rodríguez

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.