NE ME QUITE PAS…

“NE ME QUITTE PAS…” (No me dejes…) es el título y una de las frases y ruegos más repetidos en esta bella y dolorosa canción de Brel…

“Si no te vas, yo te ofreceré perlas de lluvia del país donde no llueve…” Esto es uno de los maravillosos ofrecimientos que Brel hace a través de su canción a su amada, que se va de su lado… que le deja… que le abandona… o por lo menos a sí se traduce a lo largo de toda ella.

Es inútil, cuando alguien se va de tu lado… cuando esa decisión está tomada… no hay ofrecimiento que valga. Esto no es una decisión de un momento… Cuando esto sucede es porque uno ya está fuera del corazón de esa persona hace tiempo, seguramente es así, y también, y normalmente, ya ha llegado otr@ OKUPA al suyo… Es una de las causas más habituales… y cuando el motivo es ese… NO HAY NADA QUE OFRECER QUE A ESA PERSONA LE RETENGA, no… lo único que le interesa es lo que le ofrece la que ha llegado a su vida de nuevo, por eso porque todo es nuevo.

En ese momento, a uno se le ocurre ofrecer cosas que incluso, jamás en el tiempo de convivencia a uno se le hubiese ocurrido, se convierte uno en la persona que no es… Uno en poco tiempo quiere incluso cambiar su fisonomía. Empieza uno a cuidarse a velocidad de vértigo mientras contempla angustiada como la persona se aleja… a embellecerse, a hacerse más alta, más rubia, con los ojos más azules… todo en tiempo record… quitándole tiempo al tiempo…

Te interesas por sus cosas más de lo habitual, estás más pendiente de todo lo suyo… Si está leyendo un libro, te lo empapas a toda velocidad para poder comentarlo con él… Es inútil, seguramente el libro se la ha regalado la «otra persona».

Incluso en ese tiempo de tránsito, uno descubre cosas de esa persona en las cuales nunca uno había caído, gustos, aficiones,  etc. Porque uno indaga más, EN OCASIONES SE LE PRESTA MÁS ATENCIÓN A LA PERSONA CUANDO SE ESTÁ YENDO, QUE CUANDO ESTÁ.

Es curioso, porque todo esto… puede pasar. Cuando una pareja se separa es por múltiples motivos, claro que sí… Y uno de ellos es, como comento, que una de las partes se enamore de otra… eso está a la orden del día. Pero yo en esta ocasión quiero hacer una reflexión,  en algunas ocasiones, esa persona que se enamora de otra es porque con la que convive  no ha caído en la cuenta de muchas cosas, no ha sabido verle, o verla… pero de verdad, por dentro. Sus inquietudes, sus miedos, sus sueños… esto también pasa… cuando alguien se va de tu lado, uno tiene que reflexionar y asumir que puede tener parte de responsabilidad de que esto haya sucedido. No solemos hacerlo habitualmente, no. Tendemos a culpabilizar a la persona que «te deja»… y, por supuesto, a la persona con la que se va. Es doloroso, claro que sí, pero este supuesto también sucede y es de justicia que, en algún momento, se hable de ello.

En este «supuesto», la otra persona, en principio, cree que ha encontrado lo que le faltaba… puede ser… El amor es tan complejo… Está tan lleno de vericuetos… Hay tantas atracciones, de tanto tipo… la emoción, el deseo… pero fundamentalmente lo que uno desea  en el fondo es sentirte acompañado por dentro… que  dos almas que se junten, en la calle, codo a codo, sean mucho más que dos. 

NE ME QUITTE PAS… No hay que decir nunca no me dejes… Déjate a ti mism@ VOLVER A AMAR, MÁS Y MEJOR.

 

Cristina López del Hierro

 

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.