Hasta 6 meses sin vello con luz pulsada intensa ¡Y sin salir de casa!

Este sistema de fotodepilación, indoloro, cómodo, rápido y seguro, es el más utilizado en los centros de estética. Con él, la piel queda suave y sedosa durante mucho tiempo, ya que el pelo tarda en crecer y, poco a poco, se va haciendo cada vez más fino, débil y de color más claro. Y precisamente ahora, durante el invierno, es la mejor época para empezar a depilarse con esta tecnología cara al verano, ya que la piel no está bronceada (que es un inconveniente en este caso) y apenas se expone al sol. Así, cuando llegue el momento de lucir cuerpo, tendrás que depilarte con menos frecuencia que antes.

Precio. I-Light PRO + 3 lámparas incluidas y bolsa para guardar la depiladora: 349, 90 €. Lámpara de recambio: 29,90 €.

i-Light PRO, de Remington es una revolucionaria depiladora de luz pulsada intensa (IPL) para uso doméstico, unisex y con la que se obtienen excelentes resultados en brazos, piernas, axilas, línea del bikini, espalda, pecho y hombros. Su avanzada tecnología permite:

– Resultados de larga duración. Después de 3 sesiones, el vello no vuelve a aparecer hasta pasaos 6 meses.

– Frecuencia de disparo cada 2 segundos. Así la depilación es rápida y efectiva.

– Máxima seguridad. Tiene un sensor de piel integrado, para que sólo pueda tratar los tipos de piel adecuados (no sirve para personas de tez muy oscura).

– Pulsación mejorada. (Respecto a IPL 5000). Gracias a su pulsación de 110 ms permite un calentamiento óptimo y seguro del bulbo piloso.

– Mayor potencia. (7-8 J/cm2). Para una reducción del vello más efectiva y duradera.

 

Cómo funciona i-Light PRO. Su lámpara de tecnología Xenon emite una luz pulsada intensa que es absorbida por la melanina (sustancia responsable del color) del vello, debilitando el folículo piloso y retrasando su aparición hasta 6 meses. Tras cada sesión, el pelo caerá unos 14 días después. A los 6 meses, el vello que ha sido tratado en su fase de crecimiento sale menos denso, más fino y de color más claro.

Su gran ventaja respecto al láser, es que con la IPL se pueden tratar zonas más amplias en una sola sesión.

Tiene dos modos de utilización:

– Automático. Hace innecesario presionar el botón de disparo repetidamente. Está pensado para depilar zonas grandes.

– Manual. Hay que presionar el botón cada vez que se necesite. Se recomienda para tratar puntos concretos.

i-Light PRO está clínicamente probada y ha sido autorizada por la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos) de EE.UU.

 

Forma de usarla, paso a paso. Siguiendo estas indicaciones, el resultado será perfecto:

– Afeitar el vello de la zona a tratar. Utilizar una maquinilla que corte el pelo, no que lo arranque.

– Asegurarse de que la piel está bien seca antes de empezar.

– Encender la máquina y colocar el mango sobre la zona a depilar, para que el sensor confirme si el tipo de piel es el adecuado para el tratamiento.

– Seleccionar el nivel de intensidad deseado.

– Presionar el botón (salvo en el modo automático de funcionamiento) y mover el mango a otra zona después de cada disparo.

– Repetir el tratamiento cada vez que se observe que el vello vuelve a crecer.

Por Rosa González

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.