CINCO CREMAS NATURALES FÁCILES DE PREPARAR

En época de crisis hay que agudizar el ingenio, cuando toca economizar hay que ponerse serio e intentar ahorrar de aquí y de allá, pero eso sí, nunca a costa de nuestra piel. Nuestra cara, cuello y manos necesitan hidratación y cuidados especiales,  sea cual sea nuestro presupuesto. Toma buena nota de estas cinco cremas sencillas que podrás preparar tu misma, todas ellas con productos naturales y que le darán a tu cutis un aspecto inmejorable.

AGUACATE Y MENTA PARA REJUVENECER LA PIEL

El primer paso consiste en triturar un puñadito de hojas de menta fresca, puedes hacerlo con ayuda de un mortero, o mejor si tienes licuadora mezclando la menta con un poco de agua.

Después añade a la mezcla un trozo de aguacate y una cucharada de aceite de oliva, bátelo bien hasta conseguir una buena pasta.

Ahora pasamos a la aplicación: lava tu cara con agua mineral y después aplícate la crema por dándote un buen masaje por el rostro y el cuello con la yema de los dedos, con movimientos circulares hasta que se reabsorba totalmente.

 

FRESAS PARA PIELES GRASAS O MIXTAS

El mayor por supuesto son las fresas, necesitas unas cuatro cucharadas de su jugo (en licuadora o batidora). Pero también necesitarás 120 gramos de aceite de soja, 30 gramos de manteca de cacao y 5 gotas de tintura de Benjui,  (un extracto alcohólico de la resina natural Benjui. Destaca por sus propiedades antisépticas y cicatrizantes.

Derrite la manteca de cacao al baño María, añade el aceite de soja y mezcla bien hasta conseguir que quede todo integrado. Retíralo del fuego, ponle el jugo de fresas, bate y deja que enfríe, finalmente agrega las gotas de Benjui.

 

AGUA DE ROSAS Y ACEITE PARA EL CUELLO

Necesita aceite de oliva virgen extra, doce cucharadas de cera de abeja, setenta gramos de agua de rosas y aceite esencial de naranja o limón.

Derrite el aceite y la cera de abeja al baño María. Una vez conseguido, retíralo del fuego y añade el agua de rosas, la esencia de naranja y una cápsula de vitamina E (esto es una opción).

Mezclar bien y ya estará listo para masajear suavemente todo tu cuello.

 

EXFOLIANTE CON CEREALES

Ingredientes: una cucharada de avena molida, también puedes sustituirla por dos cucharadas de harina de arroz.

Remoja la avena con agua y listo, con el cutis bien limpio, pasa la avena y frótate suavemente. Pruébalo por rostro, cuello y manos, los resultados son fantásticos. Después se retira con abundante agua tibia como cualquier exfoliante.

 

ANTIARRUGAS, NO GRACIAS

Mezcla 100 gramos de leche, con una cucharadita de miel templada, pero no caliente. Después añade dos yemas de huevo crudo, 120 gramos de mahonesa, 50 gramos de lecitina en polvo, 120 gramos de crema agria y una cucharada de agua hervida. Bátelo todo hasta conseguir una crema. Viértelo en un bote y colócalo en la nevera. Utiliza la crema por la mañana  y por la noche por todo el rostro, por supuesto recuerda que antes tu cara tiene que estar bien limpia. Deja que trabaje en tu piel durante una media hora. Para terminar retírala con algodón mojado en agua tibia.

Por Maite Matallana




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.