La FERIA DE CERVEZA ARTESANA de Toledo

Los pasados 14 y 15 de julio se celebró en Noblejas (Toledo) la Feria de Cerveza Artesana 2012, un evento que reunió a más de 30 cerveceras nacionales e internacionales, donde los amantes de esta bebida espumosa y refrescante pudieron hacer catas, elegir la mejor propuesta y participar en diferentes talleres y actividades relacionados con este mundo. Contemplar en vivo y en directo cómo se elabora la cerveza fue, sin duda, uno de los momentos más emocionantes de la velada.

 

El coste para entrar en la Feria los dos días ascendía a 2 €, lo que daba derecho al vaso de la feria y a poder usar el campo de fútbol del pueblo, que estaba habilitado como camping para que la gente que venía de fuera pudiese descansar y no tener que coger el coche después de haber catado las más de 30 cervezas que había disponibles en la muestra. Además, había una entrada especial de 5 €, con la que, además de lo anterior, te entregaban una cerveza Yria 2º aniversario, un vaso y una mermelada de cerveza.

 

Por primera vez en Castilla se celebró una Feria de Cerveza Artesana, que pretendía aunar a la mayor parte del panorama cervecero artesanal de España. Esto tuvo lugar el 14-15 de julio, aunque hubo una jornada previa el día 13 en la que participaron los artesanos de la cerveza.

Todo esto pudo ser posible gracias al trabajo de los cerveceros locales “Yria” y a la colaboración del Ayuntamiento de Noblejas, que cedió la Plaza para poder emplazar los expositores y el Campo de Fútbol para que acamparan los asistentes.

 

El Ayuntamiento de Noblejas, que cedió la Plaza para poder emplazar los expositores y el Campo de Fútbol para que acamparan los asistentes.

 

El buen tiempo acompañó durante todo el fin de semana, así como un ambiente desenfadado, algo que fue posible gracias a que la escena de la cerveza artesanal española está en pleno crecimiento y, más que competencia, existe una gran camaradería y ganas de aprender del resto de los cerveceros. Buena muestra de ello fueel tradicional intercambio de cervezas que se produjo entre todos los expositores. Cada expositor salía con una caja de cervezas para catar y poder así introducir en sus nuevas cervezas variantes que antes no había pensado.

Finalmente entre los asistentes se hizo una votación para elegir la mejor cerveza de la feria y otorgar el botijo de oro a la que recibiera más votos. Los premios fueron los siguientes:

 

Botijo de oro: Domus

Botijo de plata: El Oso y El Cuervo

Botijo de bronce: Medina

 

Curiosamente, todas las ganadoras eran de la provincia de Toledo. Y, como curiosidades adicionales de la feria, pudimos conocer una cerveza de café, de parte de los vascos de Laugar, y saborear una gran copa que pasó por todos los stands, recogiendo todas las cervezas de los asistentes, quedando una mezcla única que realmente no estaba nada mal.

 

Los asistentes pudieron catar un enorme copa que contenía todas las cervezas que se presentaron en la Feria. Curiosamente, el sabor era bastante bueno.

 

Por Iago Fernández Cedrón




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.