SOJA, el invento chino para la salud

Es una especie de la familia de las leguminosas cultivada por sus semillas, de un alto contenido en aceite y proteína haciendo que sea un buen sustituto de la carne en las naciones pobres.  Tiene su principal origen en China, aunque su nombre viene curiosamente del Japón. La soja o soya es una legumbre de la familia de las papilionáceas, a la que también pertenecen la judía o el guisante. Tanto el grano, como el aceite y la harina de soja se utilizan en la alimentación humana y del ganado.

De la soja se producen a su vez unos subproductos como el jugo de soja y la carne de soja.

 

Alivia la tos y combate el resfriado

La soja negra tiene un alto contenido en vitaminas B1 y E, muy eficaces contra la fatiga, ayudando en los resfriados y eliminando las molestas toses. Tuesta veinte gramos de soja, añádele trescientos centilitros de agua y ponlo a hervir hasta que quede reducido a la mitad. Bébelo a pequeños tragos y la tos se irá fácilmente.

 

Más proteínas que la carne

La soja es una leguminosa que posee una mayor cantidad de proteínas que la carne y el pescado, prácticamente el doble de cantidad. Por supuesto esto no significa que tengamos que erradicar la carne de nuestra dieta, pero sí que podemos incluir algo de soja en nuestros platos, por ejemplo es una sabrosa ensalada en forma de brotes.

 

Protege contra el cáncer de mama

Las semillas de soja y todos sus derivados como la leche de soja o el conocido tofu, representan una barrera estupenda protegiéndote  frente al cáncer de mama. La soja interviene directamente sobre los valores de los estrógenos.

 

Sentirse sano

Con una pregunta sencilla desvelaremos parte de los beneficios de la soja. ¿Quién no desea sentirse sano? Para conseguirlo sólo tienes que remineralizarte, aportando a tu dieta diaria alimentos que estén cargados de vitalidad, como la soja, rica en vitaminas y minerales, así te mantendrás fuerte y sana. Sencillo, pero muy práctico.

 

Reduce el colesterol

La soja contiene aminoácidos y son estupendos para ayudar a facilitar la digestión, reducen la cantidad de colesterol en sangre. Poniendo la soja en remojo con vinagre durante dos días, le ayudará a reducir la tensión sanguínea de una manera natural. Deberás tomar dos cucharaditas al día de esa soja escurrida y masticarla despacio.

 

Molestias en la menopausia

Como hemos dicho la soja tiene mucho que ver con los niveles de estrógenos. Curiosamente la dieta de las mujeres japonesas tienen como base de su alimentación la soja, con dosis elevadas en fitoestrógenos, que ayudan a controlar de manera natural las molestias que provoca la menopausia, manteniendo a raya la aparición de los sofocos que producen esos cambios bruscos de temperatura.

 

 

BENEFICIOS DE LA SOJA EN LA PIEL

La soja evita el envejecimiento prematuro de la piel, somos conscientes que a cierta edad, la piel comienza a estar más flácida, más seca y que comienzan a hacer su aparición algunas manchitas, pero… ¿qué puede hacer la soja?

–         Retiene la hidratación de la piel, evitando un rostro seco

–         Actúa como antioxidante, previniendo la acción de los radicales libres

–         Estimula la creación de colágeno en la piel

 

Aprovecha sus cualidades preparando una mascarilla casera:

A base de harina de soja con un poco de agua, forma una pasta, extiéndela por tu piel y deja que repose durante unos 15 o 30 minutos.

 

Consulta siempre al médico antes de seguir cualquiera de estos consejos por si en tu caso específico no es conveniente que lo hagas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.