EL MÉTODO MÁS EFICAZ PARA ELIMINAR LA GRASA LOCALIZADA Y REMODELAR LA FIGURA

Modelar la silueta por motivos estéticos mediante la eliminación de células grasas localizadas en puntos clave como cartucheras, caderas, muslos, cintura…, redondeando las líneas típicamente femeninas, creando formas más angulosas en los cuerpos masculinos, elevando nalgas, afinando vientre; es una labor que solo un auténtico escultor del cuerpo, con un perfecto conocimiento de anatomía, puede conseguir.

Eliminar grandes cantidades de grasa por motivos de salud es una técnica que pocos cirujanos dominan y el Doctor Ángel Martín (Director de Clínica Menorca) con sus más de 30 años de experiencia y más de 25.000 intervenciones, se ha convertido en un experto, creando una novedosa técnica, liposucción circunferencial, que consigue no solo acabar con hasta 8 kilos de grasa corporal en todas las zonas que se necesita, sino además retraer la piel evitando la flacidez.

Esta técnica está encaminada a personas con problemas de obesidad o sobrepeso que les cuesta perder un elevado número de kilos solo con dieta y ejercicio por la lentitud del proceso, desmotivándose a los pocos meses, habiendo conseguido solo un pequeño porcentaje del objetivo perseguido. De ahí que la técnica de la liposucción circunferencial sea una buena alternativa para iniciar un cambio de hábitos en su vida con resultados satisfactorios en la pérdida de peso y, por ende, en la mejora de la salud.

 

 

No ha nacido todavía ninguna aparatología que consiga los resultados de una lipoescultura y mucho menos en una sola sesión.

Estadísticas ISAPS International Society of Aesthetic Plastic Surgery

  • La liposucción es uno de los procedimientos quirúrgicos más demandados tanto por hombres como por mujeres entre los 35 y los 50 años.
  • Es el segundo procedimiento quirúrgico más demandado después del aumento de mamas con 1.704.786 procedimientos en 2018 en todo el mundo (1.458.114 en mujeres y 246.672 en hombres). Porcentaje total de cirugías 15%.
  • El 85,5% de lipoesculturas se las hacen mujeres.

 

La lipoescultura es arte 

No sólo hay que dominar la técnica, hay que ser un artista, tener un concepto de la belleza, del equilibrio del cuerpo que no se aprende en ninguna escuela, es un arte con el que se nace. El secreto del doctor Ángel Martín es la vasta experiencia y la pasión, el disfrute cuando trabaja moldeando el cuerpo y la certeza de la satisfacción de su paciente con el resultado final.

La lipoescultura es un procedimiento sin competencia de ninguna clase cuando se trata de quitar grandes volúmenes de grasa localizada, y en el que el doctor Ángel Martín es un experto. Aunque la función principal de la liposucción es quitar grasa acumulada de zonas concretas como el abdomen, muslos, nalgas, brazos, cuello, rodillas y tobillos, por motivos meramente estéticos, el doctor Martín se ha convertido en un experto en eliminar grandes cantidades de grasa corporal en personas obesas moldeando su cuerpo para animarlos a realizar dieta y adquirir hábitos más saludables. La liposucción también es salud.

 

Cuando el aprendiz supera al maestro

Fue el profesor Pierre Fournier quien introdujo la técnica de la lipoescultura tumescente. Consiste en aplicar grandes volúmenes de anestesia con suero, sobre todo para no hacer daño vascular, consiguiendo hacer lipoesculturas donde no se sangraba nada. Anteriormente se utilizaban unas cánulas que no eran romas, pero se desestimaron porque producían mucho destrozo vascular, y una elevada pérdida de sangre.

La técnica tumescente fue la que cambió las lipoesculturas, se lo debemos a Fournier. Después, con Marco Gasparotti, médico italiano, empecé a practicar la lipoescultura superficial, también tumescente pero con el añadido de ser capaz de retraer más la piel y provocar mucha menos flaccidez. Ambos profesores estuvieron impartiendo cursos en clínica Menorca en los años 90. Gracias a ellos estoy hoy donde estoy en el tratamiento de lipoesculturas”. El Dr. Martín lleva hechas, en sus más de 30 años de profesión, más de 25.000 lipoesculturas.

 

La experiencia, madre de la ciencia… y del arte

De todas las cirugías estéticas que hay yo creo que la lipoescultura es la más creativa; mueves muchos volúmenes de grasa, muchas formas, zonas pares en las que tienes que conseguir una simetría, glúteos, cartucheras… Para eso hay que tener mucha experiencia, no se trata solo de sacar grasa, sino de hacerlo uniformemente para dejar un cuerpo armónico. Al final es como si estuvieras tallando, dibujando, por eso a mí me impacta tanto, hay un proceso creativo. Cuando yo quito 6-7-8 litros de grasa tengo que estudiar mucho cómo la saco, dónde dejar, cómo está el tejido, respetar las líneas del cuerpo, etc.”

El Dr. Martín, experto en técnica tumescente de lipoescutura con anestesia local y sedación, no intuba a los pacientes “porque necesito que colaboren conmigo, dándose la vuelta, girando”.  En grandes volúmenes de grasa la intervención puede durar hasta 3 horas.

 

Lipoescultura circunferencial 

Consiste en practicar un tratamiento del cuerpo ‘en redondo’. “Cuando empecé a especializarme en la técnica de la lipoescultura me di cuenta de que hacía falta un sistema que provocara una retracción de la piel, recolocarla.. Al principio trabajaba zonas individualmente, pero ahora lo trato en conjunto, cadera, abdomen, zona axilar, flancos… todas las zonas dentro de la circunferencia corporal porque cuando quitas grandes volúmenes de grasa como yo quito se tiene que readaptar la piel, y de esta forma, no queda casi nada de flaccidez. Podemos evitar incluso técnicas de abdominoplastia. Reorganizando todos los tejidos de alrededor, circunferencialmente, con una lipoescultura superficial, se retrae la piel. Lo mismo cuando trabajamos los muslos. Tratamos la cartuchera, la cara interior de las piernas, todo el muslo circunferencialmente y así se adapta la piel por completo. Si hacemos solo la cartuchera, o solo el abdomen, la piel no se puede recolocar en su conjunto, y esto es fundamental”.

Como vía para el tratamiento de la obesidad. Lo más importante para tener éxito es acertar con el diagnóstico, porque hay casos que no están para operar, casos de gran flacidez, edad muy avanzada, mal estado de los tejidos. Puede hacerse este tratamiento en cualquier parte del cuerpo, pero hay que tener muy claro cómo están los tejidos, analizar cada caso personalmente y a partir de ahí explicar al paciente qué es lo que pretendemos y qué es lo que vamos a conseguir.

He llegado a sacar hasta 20 litros de grasa, en 2-3 sesiones espaciadas en un mes. Son pacientes con obesidad, obviamente, que habían intentado todo para adelgazar. Pero tenían una lipodistrofia tan localizada, que si no les ayudas, es imposible, a no ser mediante cirugía bariátrica, que se quitaran el peso. Cuando haces un tratamiento así, el paciente ya sí que sabe que merece la pena cuidarse, tiene un aliciente, a partir de ahí ven que la dieta funciona. Les resulta más fácil seguir hábitos saludables de nutrición y ejercicio. Porque cuando tú a una paciente de más de 100 kilos le mandas hacer ejercicio, no puede, se cansa, se agota; es muy difícil llegados a este punto bajar de peso.

Recuperación. En pacientes de grandes volúmenes de grasa 8-10 l, tardan una semana en hacer vida normal, caminar, ir al trabajo. Para empezar a hacer ejercicio más importante y localizado necesitará un mes. Y para que los resultados óptimos se vean definitivos, una vez retraída la piel, unos 6 meses.

Postoperatorio. Necesita llevar faja un mes, y a partir de la semana drenajes linfáticos manuales en días alternos para evitar edema e inflamación y obtener una más rápida recuperación.

 

Precio

Dependiendo de las zonas y la cantidad de grasa a tratar, este procedimiento puede costar entre 6.000 y 9.000 €

Así ha avanzado la técnica de la liposucción

1977    Se realiza la primera lipsucción con fines estéticos por el cirujano francés Gerard Yves Illouz. Se van modificando y mejorando cánulas (que cada vez tienen menor diámetro), aspiradores y anestesia (primero se practicaba con anestesia general, actualmente se realizan con anestesia local).

1985    Se introduce el concepto de liposucción tumescente por Fournier.

1990    Se celebra el I Congreso Nacional de Medicina y Cirugía Estética al que asiste el Dr. Martín y al que acude cada año, al igual que a los Encuentros Internacionales Multidisciplinarios de técnicas de Medicina y Cirugía Estética.

1991    El doctor Martín asiste a un curso sobre liposucción tumescente impartido por el profesor Pierre Fournier en París. En este mismo año, asiste a Cursos de Liposucción e Implantes de Colágeno en Madrid, los días 15, 16 y 17 de febrero.

1993    El doctor Martín viaja a Roma para asistir a un curso impartido por el doctor Marco Gasparotti, su maestro y quien introdujo el concepto de liposucción superficial, lo que ha permitido realizar liposucciones de volúmenes importantes consiguiendo una retracción y           

En principio, la liposucción no es para perder peso sino para remodelar el contorno corporal. Sin embargo, gracias a la liposucción superficial con tecnología tumescente, el Dr. Martín ha creado la liposucción circunferencial, que consiste en tratar hasta 8-10 kilos de grasa en una sola sesión de varias zonas en torno al cuerpo situadas en el mismo radio, convirtiéndose así en un especialista en grandes liposucciones, y ayudando a personas obesas a perder peso y recuperar hábitos saludables.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com