Facebook AutoPost

ESCÁNDALO…

“ESCÁNDALO, ES UN ESCÁNDALO…” Canta nuestro Raphael… Pues sí, hoy casi todo lo que nos rodea es un ESCÁNDALO…

Hablo naturalmente de determinada clase de personas, ya sean políticos, banqueros, empresarios… En fin, de lo que no paramos de hablar (y sobre todo de sufrir) el resto de los ciudadanos. Somos más, pero pueden con todos… Tienen el poder… ¿Y qué es el poder?… Pues PODER…. Es decir PODER HACER Y DESHACER LO QUE LES VIENE EN GANA en detrimento de los demás. ¿Cómo han llegado a tenerlo? Pues en política, los responsables directos en democracia, somos los ciudadanos… Luego claro está lo que hacen con nuestros votos… Y luego están los hombres de negro, los Banqueros que han ido medrando a base de quitarnos hasta la respiración, de nuestros pequeños ahorros… En fin, de esto llevo hablando en las últimas cartas, pero es que es imposible no hacerlo… Es una detrás de otra… El último ESCÁNDALO, por ejemplo, es la indemnización por despido procedente al Sr. Sepúlveda, del Partido en el Gobierno… ¿¿¿¿¿200.000 Euros????? Una persona que está imputada en una de las mayores tramas de corrupción de la historia de este país… ¿Esto es soportable? NO, no lo es… Y si fuera del partido en la oposición, que también están servidos de ESCÁNDALOS, lo diría de la misma forma…

Pero no, hoy quería hablar de otro tipo de ESCÁNDALOS, escándalos con los que curiosamente muchos de los que están «imputados» por casos de corrupción (es decir, están acusados de robar) se escandalizan… Son los que tienen que ver por ejemplo, con la libertad, en todos los sentidos… Libertad de hacer uno con su cuerpo, que es propiedad privada, lo que quiera hacer: enamorarse, hacer sexo con quien se quiera… Es curioso, porque entre «esas filas» que son tan conservadoras y críticas hay homosexuales; hay personas que mantienen su casas con sus «mujercitas» de cara a la galería y luego «mantienen» a otra en otra «mansión»… Pero critican y se escandalizan de los otros…

En este país lo de la «doble moral» es algo consustancial a nuestra manera de ser… Acabo de volver a representar «La Casa de Bernarda Alba», esta vez en Colombres, otro maravilloso pueblo de este paraíso donde habito que es Asturias. La estoy dirigiendo desde hace casi un año con gran éxito por todo el Principado, sobre todo por la inmensa actuación de las actrices. Mujeres que jamás se habían subido a un escenario y que nada tienen que envidiar de los profesionales de siempre. Digo esto porque quien conoce el texto de Lorca entiende que siga teniendo un grandísimo interés. Aparte de ser (por supuesto) una de sus grandes obras de teatro, lo que comunica es absolutamente atemporal… Que todo quede de puertas para adentro, que de cara a la galería parezca otra cosa… Esa Bernarda que al final, cuando se le suicida su hija al creer que la madre había matado a su amante, grita: “SILENCIO, SILENCIO… MI HIJA HA MUERTO VIRGEN… HABÉIS OÍDO? HA MUERTO VIRGEN…”. Lo de menos es que se hubiera suicidado, lo importante era que la gente creyera que había muerto VIRGEN.

Esto es este país, en muchas ocasiones… Mucha peineta, mucha mantilla… pero con el pazo dando… Y luego, en sus «vidas particulares», el ESCÁNDALO es permanente… Eso sí, que no atraviesen los muros…

También hay otro tipo de «ESCÁNDALO» que se produce cuando uno se enamora de quien no «puede», ni «debe»… Pero en este caso yo cantaría una ranchera preciosa que dice: “SI ESTO ES ESCANDALOSO, ES MÁS VERGONZOSO NO SABER AMAR…”

 

Cristina López del Hierro

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com