Facebook AutoPost

¿FELIZ NAVIDAD?

¿FELIZ NAVIDAD? Depende para quién, cómo y cuándo. Hay zonas en este planeta «azul», donde seguramente ni se enteran, y si es así, peor, porque no tienen con qué celebrarlo, por lo cual, no están para lucecillas de colores.

En este país, sin más lejos, este año en concreto, hay mucha gente, demasiada, que no está para oír villancicos. Cómo van a estar para celebrar nada, si no tienen qué darles a los hijos a diario, como para poder tener una «Noche Buena»… quisieran que fueran «buenas todas las noches» y no las que pasan en blanco, sin dormir, por el desasosiego que tiene de no saber que va a pasar con su vida ni la de su familia… están, como para «BLANCA NAVIDAD».

En estas fechas, además, dependen de la situación socio/económica y/o emocional que uno tenga, todo se «magnifica»… es decir… si tu situación es mala… empeora, puesto que al no tener posibilidades de celebrar, y el estado de ánimo es bajo… al ver a la gente «contenta»… su tristeza aumenta… eso es así…

Sobre todo cuando una persona está y se encuentra sol@… La soledad aumenta… echa de menos a sus seres queridos, a los que ya no están… a los que le acompañaron en muchas Navidades a lo largo de la vida… no tiene en frente al compañer@ de tu viaje con el que brindar por un feliz año nuevo?… Ya los años para esa persona no son nuevos… son viejos… añejos… ya no son.

Bueno… hasta aquí parte de la cara «B» de la Navidad….

También hay aspectos entrañables, que además nos marcan de por vida… las reuniones familiares, donde ese día se quiere uno mucho… incluso a la cuñada petarda a la que no puedes ni ver, que además es una jeta, y que siempre se escaquea a la hora de recoger la mesa de la cena…

En serio, claro que la Navidad puede ser entrañable, sobre todo para y por el mundo de los niños… Yo recuerdo, y ha quedado prendada y en mi memoria la noche de Reyes como una de las emociones más grandes de mi vida. Quizá por lo misterioso… por lo desconocido… por eso…  por ser una noche mágica. Somos 9 hermanos… Mis padres ese día pienso que se empeñaban por los 364 restantes… Por supuesto no dormíamos ninguno… teniamos dos pisos… los 9 dormíamos abajo… mis padres arriba… oíamos ruidos… nos metíamos en la cama unos con otros, con hasta un cierto miedo… y al alba… subíamos todos en fila, como en sonrisas y lágrimas (así es la vida)… y despertábamos a nuestros padres… Ese momento de entrar al salón… era como un bazar… de todo y para todos… Lo recuerdo y me emociono, mucho… Hemos sido muy afortunados, no en fortuna, en los padres que hemos tenido… Gracias Mamá, gracias Papá, por esos momentos y por tantos…

Como creo que todos en la vida deberían tener momentos felices, sea en Navidad o en otras fecha… mientras esto no suceda, mientras por el contrario sigan muriendo 10.000 niños de hambre al día…

FELIZ NAVIDAD, SÍ… YO OS LO DESEO A TODOS… PERO SERÁ FELIZ DEL TODO CUANDO SEA ESO, PARA TODOS. 

 

UN ABRAZO INMENSO.

 

Cristina López del Hierro

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com