TRUCOS PARA EVITAR LAS ESTRÍAS DURANTE EL EMBARAZO

Durante el embarazo, las mamás se concentran tanto en la llegada de su bebé, que muchas se descuidan a sí mismas. Ocurren muchos cambios en el cuerpo durante el embarazo, y es posible que la madre no esté preparada para la mayoría de ellos. Uno de los más probables: las estrías.

La mayoría de las embarazadas desarrollan estrías, pues la piel sufre un estiramiento de forma abrupta y rápida, y no le da tiempo a formarse correctamente, por lo que aparecen pequeñas cicatrices de color rojizo o morado que llamamos estrías.

Pero se pueden tomar medidas durante esas 40 semanas (más o menos) para evitar su formación, o por lo menos limitar su aparición lo máximo posible. Aquí tienes unos cuantos trucos que les han servido a muchas embarazadas. ¿Por qué no te van a servir a ti?

Hidrata, hidrata e hidrata

Muchas de las mujeres que afirman que no les salieron estrías durante el embarazo mencionaron lo mismo: la hidratación.

Hidratarse tanto por dentro como por fuera ayudará a que la epidermis esté más flexible, y por lo tanto, más preparada para el estiramiento.

Bebe de 2 a 3 litros de agua diarios. Esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo, ya que las náuseas matutinas pueden dificultar esto, pero trata de beber poco y a menudo para mantenerte hidratada, particularmente si tienes náuseas matutinas.

Recuerda que el agua es el mejor líquido para beber durante el embarazo, aunque también puedes servirte de sopas, frutas ricas en agua, leche, tés o infusiones para complementarlo.

Además de beber agua, es igual de importante hidratarse por fuera con una crema antiestrías humectante, que le aportará a la piel la nutrición que necesita, además de aumentar la síntesis de colágeno y mejorar su proceso de cicatrización.

Es mejor comenzar el tratamiento de inmediato, una vez que sabes que estás embarazada, o incluso antes, si planeas quedarte. Aplícalo dos veces al día durante todo el embarazo y más allá.

En esta web nos dan algunos consejos más para evitar las estrías en el embarazo y postparto, entre los que también se encuentra la hidratación. Pero hay que tener precaución, pues no todas las cremas son seguras durante el periodo de gestación.

Evita los que incluyan derivados de la vitamina A. Estos son: retinol y retinoides, peróxido de benzoilo, ácido salicílico y aclarantes de la piel como la hidroquinona. Y busca productos que estén especialmente formulados para embarazadas con ingredientes naturales.

Utiliza una faja de compresión

Una faja de apoyo puede ayudar mucho a evitar las estrías durante el embarazo, pues proporciona un soporte extra para el abultamiento. Algunos tipos de fajas los puedes utilizar hasta el parto ¡te sentirás mejor con que sin ellas!

Están desarrolladas para proporcionar soporte abdominal sin restringir el crecimiento o el flujo sanguíneo, y pueden ayudarte a evitar el dolor en la parte baja de la espalda y al darte un soporte abdominal a medida que el bebé crece. Solo asegúrate de que sean del tamaño correcto y que te resulten cómodas.

Aporta vitamina D

Ciertos estudios han encontrado una correlación entre un bajo nivel de vitamina D y la aparición de estrías. Aunque esto aún requiere más investigación, al aportar un nivel saludable de vitamina D en el organismo, puedes ser capaz de reducir la formación de estrías.

La manera más fácil de introducir vitamina D en el cuerpo es absorbiendo la luz solar, pero debes tener cuidado de no quemarte aplicándote protección solar a diario. Algunos alimentos como los cereales, los productos lácteos, el pescado y algunos tipos de pan contienen vitamina D. O sino toma un suplemento de vitamina D.

Come más alimentos buenos para la piel

Al igual que mantenerse hidratado, llevar una dieta saludable puede ser difícil durante el embarazo debido a las náuseas matutinas, los antojos o la aversión a los alimentos.

Pero ciertos alimentos son particularmente buenos para la piel, pues ayudan a aumentar el colágeno, y a que cicatrice más rápido, incluyendo los ácidos grasos como el Omega-3 que se encuentran en el pescado graso, el zinc, los antioxidantes, las vitaminas y los minerales.

He aquí una guía de los alimentos más recomendables para la piel:

Antioxidantes

  • Chocolate negro
  • Frutos rojos
  • Legumbres
  • Verduras y hortalizas como: alcachofa, batata, brócoli
  • Té verde

Vitamina C

  • Frutas (en especial los cítricos)
  • Verduras de hojas verdes
  • Frutos secos y cereales integrales
  • Productos Lácteos
  • Hígado
  • Pescados de agua salada

Zinc

  • Aves de corral
  • Carne Roja
  • Frutos secos (en especial el anacardo)
  • Espinacas
  • Chocolate negro
  • Queso suizo

Ácidos Grasos

  • Pescados: caballa, salmón, etc.
  • Aceite de hígado de bacalao
  • Frutos secos
  • Semillas de Chia
  • Soja
  • Coles de Bruselas
  • Espinacas

Controla el aumento de peso

Engordar durante el embarazo es inevitable. Por lo general, las mujeres aumentan entre medio y 2 kg durante el primer trimestre, y alrededor de medio kilo cada semana posterior.

Es un concepto erróneo común que cuando estás embarazada debes comer por dos, sin embargo, este no es el caso. Lo que hay que hacer es comer para dos. Las embarazadas solo necesitan aumentar la ingesta en unas 200 calorías al día.

Al comer saludablemente y controlar el peso, evitarás engordar rápidamente que la piel se esfuerce más, reduciendo así la formación de estrías.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.