VALDELACIERVA CRIANZA 2016 5! RENQUES ESTRENA IMAGEN

Bodegas Valdelacierva presenta Valdelacierva Crianza 2016  5! Renques, la nueva imagen del vino buque insignia de la bodega riojana. Este nuevo proyecto es el resultado del trabajo de trasmitir y enseñar lo que realmente es la bodega riojana: una bodega de trabajo que tiene sus raíces en el campo, el viñedo y en ese laboreo tradicional que todavía se utiliza en Rioja. La nueva etiqueta de Valdelacierva Crianza representa un término muy riojano: Renques, que son las hileras de cepas que forman las viñas en una finca.  El conjunto de Renques y el número 5, junto a las cepas y producciones, nos dan el total de la producción en botellas de este crianza.

Con esta nueva incorporación, los vinos de Valdelacierva continúan trabajando el enfoque de la marca, que une bajo un mismo concepto de calidad todos elementos que la definen: el campo, el laboreo, el viñedo y el valor. Con el lanzamiento de la nueva imagen de este vino, Bodegas Valdelacierva cierra la familia de vinos: Valdelacierva rosado; Valdelacierva reserva, Valdelacierva reserva edición limitada y dos viñedos singulares: Valdelacierva garnacha y Valdelacierva grano a grano.

 

Valdelacierva Crianza 5! Renques, al detalle

Bodegas Valdelacierva ha logrado crear una simbiosis entre la tierra y el diseño, que tiene como resultado el concepto 5! Renques. En matemáticas, el 5! es una función factorial que nos lleva a multiplicar 5x4x3x2x1= 120, número de renques que tenemos en las fincas de este crianza. Esto, unido a la media de cepas y de producción de las mismas, nos da el total de botellas de la añada 2016 de Valdelacierva Crianza.

La etiqueta muestra una línea sencilla y elegante, pero a la vez informal y llamativa, donde encontramos la marca en un primer lugar y un discreto 5! Renques acompañado de una representación de estos en golpe seco y la variedad del vino “Solo Tempranillo”.  Valdelacierva Crianza cierra su imagen con un faldón de líneas suaves donde da protagonismo a la Denominación de Origen y a la añada. El equilibrio perfecto se logra con la cápsula rojo de formato corto o “gorrito” que deja la calidad de su corcho natural y el vino.

 

 

Como todo lo nacido de la tierra, la nueva imagen de Valdelacierva Crianza tiene un significado de valor, autenticidad y rasgo personal elementos del ADN de la bodega riojana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.