MARIO VAQUERIZO: «YA PUEDO MOVER EL BRAZO, YA ME PUEDO PEINAR SIN AYUDA»

Mario Vaquerizo está de enhorabuena. El marido de Alaska ha presentado un libro de cuentos. Atrás va dejando poquito a poquito los malos momentos que desde hace unos meses le habían obligado a tener que guardar cama, apartarse de su vida habitual y tener que hacer una larga rehabilitación para ir encontrándose mejor.

«Estoy ya al 95% de volver a ser el Mario de siempre, para desgracia vuestra», así de divertido comentaba Mario posiblemente una de sus etapas más duras y lo contaba en el programa Sálvame mientras charlaba con Carlota Corredera.

 

Mario Vaquerizo

«Tengo una degeneración que acaba en artrosis crónica. Soy muy mal paciente, el dolor continuado no lo soporto».

 

«Ya puedo mover el brazo, vuelvo a ser yo. Ya estoy mejor, soy zurdo, pero al menos ya me puedo peinar solo sin ayuda de Olvi» (Alaska, su mujer), quién ha estado a su lado en todo momento, apoyándole y animándole en su recuperación.

Aunque, dejó muy patente, que los meses vividos, no han sido un caminito de rosas precisamente, «Los achaques han minado mi personalidad».

«Estoy recuperándome, he estado igual que la película «Mamá cumple 100 años», pero ya voy siendo el de siempre, aunque sigo haciendo rehabilitación».

“El dolor continuo mina las energías. Te cambia el carácter y hace que a veces no seas tú”.

Mario Vaquerizo

Saca al mercado un libro de cuentos para niños rockeros.

Fue en las navidades pasadas cuando Mario tuvo ese pinzamiento en su espalda, que le ha obligado a reducir su vida diaria, en su momento ponía estas palabras en sus redes sociales…

“Llevo varios días desaparecido y metido en la cama por culpa de un pinzamiento en la espalda, que me sigue teniendo KO y sin ganas de nada, ni de hablar, ni de contestar mensajes (y mira que es difícil)».

Eso sí Mario ha aprovechado su tiempo de reposo para sacar al mercado un libro de cuentos, «Cuentos para niños rockeros», historias del universo de la música en un libro ilustrado por grandes dibujantes, desde Mozart a Elvis, pasando por Lola Flores.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.