TIPS PARA PROTEGER TU PIEL DEL SOL

Tomar el sol es, sin duda, una de las prácticas más extendidas cuando llega el verano. Además de proporcionarnos un tono dorado súper favorecedor, el astro rey tiene multitud de beneficios para nuestro organismo, ahora bien, hay que tomar ciertas precauciones para no asumir riesgos innecesarios, pues quemarse puede tener consecuencias irreversibles para nuestra salud.

La Doctora Adriana Ribé, dermatopatóloga y Directora de Ribe Clinic, nos ofrece una serie de “tips” para lucir una piel sana y bronceada este verano. Esta especialista asegura que “hay que tener una buena relación con el sol, teniendo en cuenta que no es tu amigo ni tu enemigo. Es importante tener sentido común, aprovechar sus beneficios y evitar sus perjuicios”.

 

 

Todas queremos lucir una piel sana y bronceada, y para ello es fundamental mantenerla hidratada y cuidada. Además debemos aprender a protegerla de los efectos negativos del sol (quemaduras, manchas, fotoenvejecimiento o cáncer de piel) sin dejar de aprovechar sus beneficios (bienestar, acción antidepresiva y síntesis de vitamina D).

Para evitar los perjuicios del sol y disfrutar sólo de sus beneficios, la Doctora Ribé ha elaborado un listado con consejos prácticos para la correcta protección de la piel bajo el sol, antes, durante y después de la exposición:
1. El protector solar tu mejor aliado a todas horas

El protector solar ayuda a filtrar las radiaciones ultravioleta A y B, que son perjudiciales para la piel. Además nos ayuda a conseguir un bronceado progresivo y evitar las complicaciones a corto plazo, como las quemaduras, y también consecuencias a largo plazo, como el fotoenvejecimiento o incluso el cáncer de piel. La Dra. Adriana Ribé aconseja un factor de protección solar de 30 o superior y aplicar una cantidad adecuada media hora antes de salir de casa y después, ir repitiendo la aplicación cada dos horas. Además, los nuevos factores de protección aportan vitaminas para combatir los radicales libres y ácido hialurónico para hidratar.

La doctora nos recuerda que si estamos en la playa o en la piscina, hay que tener en cuenta que el protector que se utilice sea resistente al agua, ya que es importante ir refrescándose cada media hora. Así nos aseguramos que nuestra piel está protegida en todo momento.
2. Utiliza los mejores complementos

Actualmente en el mercado hay incluso camisetas con factor de protección incorporado. Debemos protegernos del sol con sombreros, gorros, gafas de sol… Gracias a estos complementos además de protegernos aportaremos un toque “chic” a la protección solar.
3. Los nutricosméticos también son una ayuda.

Para proteger la piel antes de la exposición solar se recomiendan nutricosméticos con componentes que activen nuestras defensas naturales frente al sol y que contengan, además, vitaminas C, E y D y antioxidantes. Nos protegerán la piel frente al sol, aumentarán nuestra capacidad de exponernos al sol.
4. ¿Cuándo debemos tomar el sol?

La doctora aconseja exponernos al sol antes de las 11h y después de las 16h y hacerlo de forma gradual. Las horas en las que el sol es más peligroso son de 12h a 15h.

 

5. Exfoliar la piel una vez a la semana.

Exfoliando la piel eliminaremos las células muertas de la piel y conseguiremos broncearnos sobre una piel sana. Esto ayudará a mantener el bronceado durante más tiempo.

 

6. Cuidados Post

Después de exponer la piel al sol la doctora Adriana Ribé nos aconseja dos simples pasos que nos ayudarán mantener la piel sana y un bronceado uniforme y duradero:

• Es muy importante aplicar cremas hidratantes con aloe vera, que hidraten la piel, la reparen y consigan mantener el bronceado más tiempo.

• Exfoliar la piel mientras nos duchamos una vez a la semana, para eliminar las células muertas de la piel y conseguir que al broncearnos sea sobre una piel sana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *