REFORMA TU HOGAR SIN COMPLICARTE LA VIDA

Cuando uno decide embarcarse en una reforma lo hace cargado de ilusiones, pues mejorar cualquier estancia de la casa siempre es un proyecto de futuro que te permitirá vivir de una forma más cómoda y confortable. Sin embargo, iniciar una obra puede llegar a ser bastante estresante si no se tienen las ideas claras, los presupuestos bien atados y los tiempos correctamente adecuados.

Estos consejos pueden resultarte útiles si estás pensando iniciar una reforma y quieres ahorrarte imprevistos desagradables. ¡Toma nota!

 

• Haz una buena planificación

Una buena planificación es imprescindible para que las cosas salgan bien. Calcula bien el dinero que puedes gastarte y deja siempre un poco apartado para cualquier fleco que pueda quedar al final y ajusta el tiempo que puedes permitirte estar de obras teniendo en cuenta posibles retrasos (que siempre suelen ocurrir).  Te llevará tiempo organizarlo todo, pero luego sólo tendrás que asegurarte de que todo está saliendo según lo previsto. ¡No dejes nada a la improvisación!

 

• Ponte en manos de buenos profesionales

Asegúrate que contratas a unos expertos en la materia. Lo barato puede salirnos muy caro a veces, así que lo mejor es no recurrir a un “chapuzas”, sino a un especialista en reformas del hogar, que, además de hacer las cosas bien, siempre podrá aconsejarte lo que más te conviene y asesorarte en el caso de que surja el más mínimo imprevisto.

 

• No escojas los colores ni los materiales a la ligera

No te dejes llevar por las emociones del momento. Antes de decidirte por los colores o los papeles que decorarán las paredes o por el tipo de suelo sobre el que pisarás, estudia bien todas las posibilidades, así como los pros y los contras. Debes estar seguro de que tu elección te hará sentir bien y, además, que no te dará dolores de cabeza en un futuro (se mancha mucho, se estropea rápidamente, etc.).

 

• Evita mezclar demasiados estilos diferentes

Es cierto que combinar elementos de decoración de diferentes estilos es tendencia y puede crear espacios mágicos y súper acogedores. Sin embargo, no conviene pasarse demasiado. Una cosa es combinar diferentes estilos con moderación y buen gusto y otra, coger todo lo que pillemos y colocarlo junto de cualquier manera. Hay que hacerlo con cierta lógica. Puedes recurrir al asesoramiento de algún decorador o dejarte llevar por tus sensaciones. Eso sí, recuerda  que la mayoría de las veces es preferible pecar de  sencillo que combinar a lo loco, pasándose de excéntrico. En ocasiones, menos es más…

 

• Una cocina a tu medida

La cocina es una de las estancias de la casa que deben estar mejor aprovechadas, especialmente si disponemos de espacio para comer y hacer vida en ella. Hay muchas plataformas online en las que es posible encontrar ideas adecuadas a todo tipo de espacios, gustos y necesidades. Antes de meterte de lleno en la obra, navega por ellas para descubrir lo que más te conviene.

 

• Soluciones de almacenaje

Otra de las grandes preocupaciones de cualquier familia es tener armarios, cajones, muebles y espacios “bien aprovechados”. Cada vez vamos acumulando más ropa, accesorios, trastos… y hay que guardarlos en alguna parte, a ser posible sin que hagan demasiado daño a la vista. Para eso hay muchas opciones: pequeñas cómodas o aparadores; canapés en los que se pueden meter prendas y objetos de otras estaciones; camas nido con cajoneras debajo de las camas, baúles con diseños divertidos…

 

• Iluminación a tu gusto

La iluminación también es un factor muy importante a tener en cuenta cuando se reforma cualquier vivienda.  Es súper importante distribuir bien los puntos de luz para conseguir el tipo de iluminación más adecuado para cada estancia. De la luz depende mucho las sensaciones que experimentamos en entrar en una u otra habitación. Una luz intensa y amarilla te despertará, mientras que otra más tenue te invitará a vivir un momento más íntimo y relajado.

 

• Armarios bien aprovechados

Invertir en vestir los armarios siempre es un acierto. De esta forma se aprovecha mucho más el espacio y se puede almacenar más cantidad de ropa y accesorios de un modo cómodo y ordenado, algo que te ayudará mucho a la hora de elegir modelito (y encontrarlo) cuando vayas con prisas a cualquier cita de tu día a día.

 

• ¡No te olvides de persianas y ventanas!

A veces nos olvidamos de lo importante que son las ventanas y las persianas en un hogar. Asegúrate de que son de buena calidad y aíslan adecuadamente las estancias de tu casa del exterior. Eso te ayudará, entre otras cosas, a ahorrar en calefacción y en aire acondicionado e impedirá que entren demasiados ruidos procedentes de la calle.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *