miércoles , 28 febrero 2024

SEXO CON MUJERES ADULTAS

21

Un día eres una treintañera de 39 años, al día siguiente cumples 40 y ZAS! Cuarentona!

Yo, que me considero cuarenteañera, me cuelo en Tentaciones de Mujer para hablaros cada jueves de actualidad, no sólo belleza o rincones de ensueño. Vamos a compartir un café virtual mientras nos ponemos al día, no solo los cuarenteañeros, esta columna es para todos los que hemos llegado y a los que llegaréis.

Y comienzo la sección hablando de un tema que llevo años observando: «maduritas» que pasean  (paseamos) de la mano de chicos mucho menores que ellas… «¡Terrible!», nos hacen pensar a todas aquellas que hemos decidido no pedir el DNI del señor que nos gusta.

Después llega el insulto fácil por las redes sociales como «vieja» o «asaltacunas». Por otra parte, estos iluminados de la vida, podrían currarse un poco más lo que para ellos son insultos, algo que nos duela o nos afecte.

Pero… ¿Qué tiene una mujer de más de 40 para enamorar a un chico más joven? Es fácil, sólo una cosa, experiencia.
La experiencia te hace dejar todo aquello que durante años nos hicieron pensar que era tabú. Una mujer no mira el sitio, no mira la hora ni mira… si la miran, solo vive el momento y parece que eso gusta, gusta mucho.

El sexo debe ser cómplice y divertido, crear situaciones morbosas. Un ejemplo, una cafetería a media tarde, un café y unas manos que juegan por encima del pantalón de tu chico, el riesgo a ser visto, el deseo de llegar a casa… ¿A casa? A cualquier sitio donde poder arrancar botones, desabrochar cremalleras y dar unos azotes, sí, unos azotes, no creo que después de hacer cola para ver al señor Gray nos vayamos a escandalizar ahora por usar unas esposas y dar unos azotes.

El sexo con una mujer madura es cómodo, no hay miedo a decir lo que quieres, lo que deseas, lo que sueñas.
Y así debería ser en parejas que llevan toda la vida juntos, innovar, desear que te deseen.

Si tenemos que decir cuál es la clave de la felicidad en el sexo, pienso que es la libertad de no sentirse sucia al pedir lo que más deseas en la cama. Os aconsejo unas gotitas de aceite caliente sobre la espalda de tu pareja, y no, no quema, pero es algo que no nos atrevemos a probar porque pensamos que estamos enfermos.

Como dato, queridos míos, si tenéis la desgracia de cruzaros en el camino con una mujer que haya visto la gran película «Martín (Hache)» ahí lo tenéis más complicado. Necesitamos un hombre que nos folle la mente, tan solo con una frase nos haga desear besarlo en esos momentos, porque como bien dice el actor Eusebio Ponceda en su papel de Dante, no nos atrae un músculo, ni un buen culo o unas buenas tetas, nos atrae la mente que mueve ese culo.

Ahora os dejo a vosotros la tarea de pensar qué buscamos en el sexo y a qué edad pensáis que lo encontramos.

Hasta el próximo jueves, se os quiere sin IVA.

Gracias a mi compañera Patri por la edición de la foto, y a mi fotógrafa Sara Soriano

 

Sasha Valenciano

Instagram: @sashaperis

BAZAR

ÚLTIMAS NOTICIAS

Noticias Relacionadas

«Medita con Petit BamBou», la guía de meditación imprescindible

Llega a librerías de la mano del sello Aguilar de Penguin Random...

CÓMO SER SENSUAL SIN MORIR EN EL INTENTO

Hola chic@s! ¿Habéis visto qué preciosas quedan esas fotos en las bañeras?...

¡¡NO AL MALTRATO!!

Es espantoso ver cómo adolescentes son manipulados/as por sus chic@s, novi@s,… confundiendo...

EL CLÍTORIS, ESE MÁGICO BOTÓN FEMENINO

Muchos de vosotros nos tocáis nuestro apreciado botón como si fuera el...