SACA MÁS PARTIDO A LAS REBAJAS CON LA AYUDA DE UN PERSONAL SHOPPER

Llega el verano y, con él, las rebajas. Desde el primero de julio hasta septiembre son muchas las tiendas que ofrecen sus productos con descuentos que, en algunos casos, superan el 70%. Aunque el periodo de ofertas es largo, pues incluso este año algunas marcas han adelantado el inicio de las promociones para finales de junio, hay quienes no disponen del tiempo para recorrer las tiendas en busca de ese look perfecto o simplemente reconocen que no tienen el gusto necesario para elegir lo que más les conviene.

De acuerdo con un reciente informe del portal profesional Prontopro.es, durante los meses de verano las solicitudes de personal shopper y asesores de imagen aumentan drásticamente en relación a otras épocas del año. Esto pese a que tener a una persona que te acompañe de compras por dos horas tiene un precio que oscila entre los 100 y los 200 euros, el cual aumenta considerablemente si lo que deseas es una completa renovación de tu look, pues en este caso debes disponer de entre 1.000 y 1.200 euros para pagar por 12 sesiones con un asesor de imagen.

 

¿Qué tipo de cliente busca estos servicios?

Aunque hasta hace unos años este asesoramiento personalizado estaba reservado para personas con alto poder adquisitivo, en la actualidad se trata de un servicio muy solicitado por los jóvenes, cada vez más preocupados por su aspecto.

¿El cliente típico? De acuerdo con el mismo estudio, no existe un consumidor tipo para estos servicios. Desde gerentes, deportistas, bailarinas hasta maestros, empleados y amas de casa buscan a estos profesionales que les permitan sentirse bien con su imagen. En general, de acuerdo a los consultores inscritos en el portal profesional, los artículos más recomendados en estas sesiones son aquellos que no forman parte de las tendencias pasajeras: piezas de un solo color, formas atemporales y prendas que se puedan utilizar también en otras temporadas y no solo en el verano. Aseguran que sus servicios van más allá de mejorar el aspecto físico de una persona, pues sirven también para mejorar su confianza y seguridad.

En los últimos años ha aumentado incluso la demanda de estudios para convertirse en personal shopper. Los jóvenes han empezado a interesarse por este tipo de conocimientos y habilidades y lo ven como una oportunidad para su futuro profesional, reconociendo así la importancia que tiene la imagen personal dentro de la sociedad actual.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.