CONSEJOS PARA CUIDAR EL JARDÍN EN VERANO

Durante el verano tenemos nuestros pensamientos más puestos en nuestro tiempo de ocio y descanso que en las labores domésticas. Dar largos paseos por la playa, sumergirnos en el mar o en la piscina, disfrutar de reuniones familiares o con amigos, salir a comer o cenar fuera de casa… Tener tantos planes es fantástico, pero también puede hacer que descuidemos un poco nuestro hogar, especialmente nuestro jardín, que necesita unas atenciones diarias para estar bonito y en perfectas condiciones.

El paisajista Fernando Pozuelo nos ofrece una serie de consejos para proteger los espacios exteriores durante estos meses donde el principal contratiempo son las altas temperaturas. Si tenéis jardín no dudéis en ponerlos en práctica:

 

• Durante estos días y antes de coger vacaciones, es importante recordar que no se puede dejar de regar el jardín, siempre en las horas más frescas del día –a primera hora de la mañana o a última de la tarde– y que se debe aumentar los riegos sobre todo los días de más calor. Para no olvidarnos de hacerlo cada día, podemos instalar un sistema de riego automático para tener garantías de que nuestro jardín seguirá tan fresco cuando volvamos que cuando lo dejamos al partir. También es importante cuidar el césped, y la mejor forma de conservación es segarlo antes de marcharnos, pues así se mantendrá sano y atractivo y se evitará que resulte molesto. Sin embargo, no debemos cortarlo demasiado porque, de esta manera, se debilitará.

 

• Las plantas, flores y árboles del exterior también requieren un cuidado especial durante esta época del año ya que debido a las altas temperaturas, pueden aparecer plagas y hongos. Conviene, en estos casos utilizar insecticidas u otros productos en las últimas horas de la tarde y sin abusar para no quemarlas.

 

• ¿Y qué hay del mobiliario de nuestros jardines y terrazas? Aunque estén diseñados con materiales que aguantan prácticamente todo tipo de condiciones climáticas, debemos tener en cuenta algunos consejos para evitar que se deterioren. Si decidimos dejarlos a la intemperie, podemos  cubrir aquellos de resina o plástico con toallas, y para el mobiliario de forja o hierro, siempre es recomendable aplicarles una capa de pintura o barniz para que se mantengan relucientes a lo largo del verano. En cuanto a los muebles de materiales naturales como mimbre o petan, lo más recomendable es limpiarlos con agua salada para que no pierdan la rigidez.

 

• Por último, aquellos elementos de madera para exterior, como la teca o el iroco, y aunque están preparados para las inclemencias, podemos darles una mano de capa de aceite protector o un renovador de madera para que luzcan como nuevos.

 

Estos sencillos consejos nos ayudarán a mantener el jardín en perfecto estado durante la época estival y nos permitirán recuperar todo el esplendor del espacio exterior a la vuelta de las vacaciones.

 

 

 

Fernando Pozuelo

Fernando Pozuelo Landscaping Collection

www.fernandopozuelo.com

@Jardindeautor

 

 

 

 

 

 

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.