La ACEITUNA y el ACEITE MEJORAN NUESTRA CIRCULACIÓN

El olivo es un árbol de la familia de las oleáceas, muy apreciado desde la antigüedad por sus frutos, las aceitunas y la calidad que de ellas se obtiene. Fue introducido en España por fenicios y griegos. Los romanos expandieron su cultivo por toda la península y los árabes perfeccionaron las técnicas de producción del aceite. La palabra “aceite” es de origen árabe, procedente de “az-zait”, que quiere decir jugo de aceituna.

Fue llevado a América por los españoles en los siglos XVI y XVII. Hoy día en España hay más de 215 millones de olivos y la coloca en el primer puesto en la producción y exportación de aceite de oliva.

La aceituna, es su fruto. Las verdes son de este color y conservan el mismo tono incluso después de aderezadas y las maduras son de color azulado oscuro y se vuelven negruzcas una vez preparadas.

El aceite de oliva es un producto natural obtenido a partir de la aceituna de buena calidad y la madurez adecuada, es prácticamente el único vegetal que puede consumirse crudo, conservando íntegramente sus vitaminas, ácidos grasos esenciales y otros productos de gran importancia dietética. La extracción del aceite se hace en una almazara y puede realizarse fundamentalmente por dos métodos: presión y centrifugación.

 

Un fantástico laxante

Cuando se padece estreñimiento llegando incluso a probar un montón de laxantes y alimentos sin obtener ningún resultado, puedes intentarlo con un sencillo consejo, tomando durante dos o tres días en ayunas una cucharadita de aceite de oliva y notarás como ayuda. Ojo, no conviene abusar.

 

Mejora la tensión

Las hojas de olivo pueden ser de gran ayuda para las personas que sufran de tensión alta. Hay que poner a hervir en agua unas hojas de olivo, después déjalas reposar y ya estará listo para que lo bebas. Lo que se aconseja tomar son tres tacitas diarias y comprobarás como la tensión va mejorando de manera natural. El aceite de oliva ayuda a prevenir la arteriosclerosis y sus riesgos. No produce colesterol y es magnífico para las enfermedades circulatorias y cardiovasculares.

 

Especial desganados

Las aceitunas resultan muy sabrosas para la mayoría de la gente, pero sobre todo a la hora del apetito, incluso causan también el mismo efecto añadiéndolas a las bebidas, por ejemplo al vermut, o en algún combinado. Se recomienda especialmente para las personas que no tengan apetito, que estén desganados, tomándolas una hora aproximadamente antes de comer producen en el estómago un efecto muy estimulante.

 

Siguiendo la dieta mediterránea

El aceite de oliva se obtiene de prensar la aceituna una vez recolectada. Según los expertos en nutrición, este es el mejor aceite para llevar una dieta sana y nutritiva conocida por todos como la dieta mediterránea. Fuera de nuestras fronteras es más habitual que se cocine con aceite de girasol o mantequillas, pero ya se va tomando buena nota de los fantásticos beneficios del aceite de oliva. Tiene grandes beneficios sobre el aparato circulatorio, ayudándonos a prevenir la arteriosclerosis y sus riesgos.

 

Ojito con los michelines

No nos engañemos, las aceitunas además de sus muchas virtudes, también poseen un altísimo índice de calorías. Existe un dicho popular que dice que al comerlas supone un segundo en la boca y toda la vida en las caderas y aunque resulte un pelín exagerado, si que hay que tener presente que si uno está un poquito subidito de kilos, deberá eliminar las aceitunas de su dieta habitual. Pero el aceite de oliva, al ser un alimento natural, es un producto nutritivo y no engorda.

 

Las negras ayudan a la digestión

El color de las aceitunas depende del grado de madurez, la negra por lo tanto está más madura que la verde. Y en cuanto a sus propiedades alimenticias, la negra tiene más proteínas y vitaminas, además de facilitarnos el proceso de la digestión. La verde dicen que puede resultar algo más indigesta sobre todo en las personas que padezcan algún problema hepático. En cuanto al aceite, consigue grandes beneficios sobre el aparato digestivo, mejorando el funcionamiento del estómago y del páncreas.

 

TRUCOS BELLEZA CON ACEITE

Antes de irte a dormir, por  las noches, lava tu cara y, en lugar de tu crema habitual, unta con tus dedos un poco de aceite de oliva dando pequeños golpecitos por tu frente, mejillas y mentón, permitiendo que se active la circulación y la absorción efectiva de Vitamina E. Esto también lo puedes hacer en codos, pies o en las partes más resecas de tu piel. Si haces esto después de bañarte el aceite se absorberá mejor. Si no usas mucho, no dejará olor.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.