CECILIA GÓMEZ: “HE TRABAJADO MUCHO, NADIE ME HA REGALADO NADA”

Nuestra querida Sasha ha hablado con una de las mejores bailarinas que tenemos en la actualidad: Cecilia Gómez, que está arrasando con su “Homenaje Flamenco a Chavela Vargas”. Os dejamos con su conversación. ¡No os la perdáis!

Sasha: Hola Cecilia, para mí es un placer tenerte conmigo.¿Qué tal?

Cecilia: Hola, el placer es mío.

Sasha: Oye, que hace tiempo que te ando buscando, me dijiste que sí luego yo me despisté por aquí, por allá, me di de baja y ahora por fin hoy hemos dicho: “Venga, ya”. Y Cecilia ha dicho, “Venga pues ya”.

Cecilia: Era, sí o sí. Ahora o nunca.

Sasha: Oye Cecilia ¿se puede llegar a meter  una persona en la piel de Cayetana de Alba? Porque mira que es difícil ¿eh? Con la forma de ver la vida que tenía esta mujer y lo liberal para su época…

Cecilia: Bueno, no hay que meterse en la piel de un personaje para hacer un espectáculo como el que nosotros hicimos en su momento con Cayetana o ahora con Chavela. Yo creo que es más entender su forma de ver la vida, entender la esencia de lo que queremos mostrar en diversos pasajes de su vida. Lo demostramos durante todo el espectáculo y no fue una caracterización. Quizás con Chavela sí, porque es un personaje más personal, más interpretativo; es mucho más dramaturgia. El querer imitar o querer tener esa personalidad, en escenas que además en el caso de Chavela que era artista. Pero sí, sí que hay una afinidad; hay que entenderlas, sobre todo para contar lo que queramos contar de ellas.

 

 

Sasha: Pero eliges personajes que son muy complicados, o al menos para mí. Yo los veo desde fuera y digo: Dios mío, es que esta mujer se atreve con unos personajes muy difíciles, son mujeres de armas tomar con un carácter fuerte.

Cecilia: Sí, sí. Pero eso es lo interesante, yo creo. Que sean personajes que te digan algo, que hayan marcado la historia, siendo actualidad y que tengan un pozo ahí importante para poder hacer todo este guión. Que es formar todo este espectáculo. En el caso de Chavela es una mujer…rompe y raya. Estamos hablando de una mujer muy transgresora para su época, bastante tremenda. Al final también tienen un legado ambas ¿no? Cayetana nos ha dejado un gran legado a todos y Chavela, lo mismo, con su voz. Yo creo que al final son las personas tan valientes las que hacen que todo vaya evolucionando y que la vida tenga esos momentos tan intensos y tan interesantes.

Sasha: Cuando te vi encarnando a Chavela hablé con una compañera y le dije: “A esta mujer le tiene que doler hasta el alma al bajarse del escenario, porque se la deja ahí”…

Cecilia: Eso es verdad, sí, porque además si he tenido el privilegio de poder conocerla, de poder competir con ella, todas esas charlas donde se fue construyendo esa obra y  bueno, casi le doy una realidad más auténtica porque no hay que tirar de la imaginación. Todo lo que sucede está contado por ella, a viva voz, y lo vivo mucho. Para mí es una mujer muy impactante, muy importante en mi vida también por todo lo que significa. Sufro por todo lo que pasa en el escenario, lo sufro mucho, especialmente cuando llega el momento del espectáculo en el que viene José Alfredo, pues en mi cabeza se empiezan a venir todas esas imágenes de cómo, cuando ella me lo contaba, como yo pensé que pasaría ¿no? Y no quería quedármelo para mí, quería compartirlo de la mejor manera posible con nuestro arte y sí que es verdad que es muy duro. Es un personaje duro porque hay unos momentos en el espectáculo que estoy tumbada, voy al suelo, me caigo, vuelvo a resurgir de las cenizas como hacía ella, que constantemente se venía arriba y ahí estaba ¿no? Una vida, además, de muchas carencias afectivas; la soledad, sus amores, sus noches de parranda… pues todo eso se refleja en una transición que va desde que ella es pequeña hasta que se va con los chamanes… Interpretarlo todos los días es complicado porque hay una implicación personal, por conocerla, por todo ese cariño y admiración que le tengo; hace que todos los días vuelva a recordar todas esas historias, que la tenga muy presente y que recuerde lo duro que fue perderla, perderla en cada sentido porque ese final de la obra  es un poco desgastado para la cabeza y sobre todo físicamente.

 

 

Sasha: Es el sufrimiento de perder a  alguien todos los días.

Cecilia: Exacto, es lo que te digo, es recordar todos los días ese momento en el que sabes que se va, además, es muy tierna y la manera en que el director de escena lo plasmó, es una manera tierna, muy dulce, y cuando ella se  va con los chamanes no hay una forma trágica de decirle adiós o hasta luego en el final del espectáculo. Pero la música también te envuelve y  que tiene un peso especial en esta obra que hace que todo sea muy emotivo. Yo he visto gente del público que cuando llega este momento ya se nota que sienten empatía con el personaje, momentos divertidos, de risa y cuando llega este momento incluso se ve alguna lagrimita por ahí. Que incluso a mí que estoy en escena y sé lo que va a pasar  se me cae alguna vez. Cogí cierta empatía con ella y sabes que eso va a pasar porque sabemos que eso es el final de la obra… pero hay…

Sasha:  No, no, Es como si el final lo puedes cambiar en cualquier momento, como cuando ves mucho una película y dices… ¡ay…!  eso ahora no…

Cecilia: Sí, exacto, pero bueno, yo creo que no queda con nada, se llevó todo y lo dejó todo y esto también es una lección de vida ¿no? Todo lo que decía lo decía con mucha sabiduría, tenía una forma, una filosofía de entender las cosas que por todo lo que le había pasado y eso está ahí, se refleja en su vida, en sus palabras; no nos inventamos nada, respetamos muchísimo todo lo que se cuenta. Lo ha infundado ella, no descubrimos nada nuevo, que es verdad que ahí sí que hay detalles y que fueron un poco más personales y los que ella quería que se quedara ahí… y que es real lo que tenemos de ella.

Sasha: Ha sido generosa ¿eh? Ha sido generosa como tú decías, lo ha dado todo.

Cecilia: Sí, sí. Yo creo que al final… lo bueno es que ha marcado un antes y un después, La forma de cantar de Chavela nació con ella y vivió con ella. Yo creo que es imposible volver a tener esa voz porque parte de esa voz por supuesto era, todo esto que contábamos, esas vivencias, con personaje históricos que ya no están, con momentos que ya no pasarán. Todo el mundo no tiene esa capacidad de defender su libertad con todas las consecuencias y eso lo traspasaba en sus conciertos, en su manera y en todo con lo que hacía.

Sasha: La verdad es que sí. Es una función que hay que ver porque si os ha gustado Chavela Vargas os va a gustar la función seguro y la vais a aprender a conocer mediante Cecilia. Entonces eso es un lujo. Cecilia, hace unos meses hablé contigo por teléfono y te dije: “Jamás tocaría nada de tu vida privada”. Te mentí… No, no te mentí. Pero sí que quiero..

Cecilia: (Risas)

Sasha: Sí que quiero preguntarte algo, no preguntarte, más bien afirmarte. Qué interés tienes cuando tu vida personal, obviamente a ti te interesará, pero cuando tú sigues viviendo de tu trabajo, sigues subiéndote a un escenario, no has permitido en ningún momento que se te ponga la etiqueta de “Ex”, Jamás, o es la sensación que a mí me da desde fuera.

Cecilia: Bueno, eso es incontrolable, al final tú no manejas la etiqueta, el titular o como cada uno lo quiera llevar…

Sasha: Lo has sabido manejar.

Cecilia: Gracias a Dios y… llevándolo con la verdad que es con la que llevo mi vida, y al final yo vivo de mi trabajo, de mi compañía, de mi baile…

Sasha: Se te reconoce por tu trabajo.

Cecilia: Bueno, al final… yo bailaba antes, durante, después y espero que por muchos años más, yo creo que no es un capricho gratuito. Llevo toda mi vida bailando y a mí nadie me ha regalado nada. No me he metido con nadie, simplemente he intentado hacer mi trabajo. Al final es lo que te digo, defendemos lo que somos, yo soy bailaora, yo soy artista y ahí estamos.

Sasha: No, por eso te lo decía que eso era una opinión mía, personal. Verte entera, en tu trabajo, eres conocida por tu trabajo y eso es bonito. Pero sobre todo tu elegancia, es a lo que me refería. A tu elegancia tanto en las redes, como en la vida diaria, siempre manteniéndote al margen de todo. Lo que poca gente consigue, tú lo has conseguido. Pero cambiando de tema, ¿crees que el mundo del arte es agradecido con el flamenco, con los bailaores? Incluso los medios de comunicación, se les da la difusión que el arte necesita, requiere.

Cecilia: Si haces teatro necesitas que la gente sepa que existe tu espectáculo, dónde estás y cuando son tus obras. Para eso es necesario salir en televisión y contar con una agencia que dé difusión a tu trabajo. Lo que es cierto es que no siempre todos los artistas tienen cabida; de que les den ese espacio y que se les den a conocer. Hay muchísimos artistas maravillosos a los que la gente casi no conoce, sobre todo en el flamenco. El flamenco también tiene que entender que también existen esos medios, que no pasa nada, que no hay que tener miedo a salir en la tele o a tener una repercusión para que la gente conozca a ese artista. Luego está tu trabajo, en mostrarlo.

Sasha: Ya no te entretengo más, muchísimas gracias.

Cecilia: Nada, muchísimas gracias a ti y te esperamos igual que a todos, que vengáis a vernos.

Sasha: Gracias Cecilia Gómez, un beso enorme.

Cecilia: A ti, un beso grande.

Sasha: Chao.

Cecilia: Chao.

 

 

 

 

Sasha

Locutora con más de 200 entrevistas en dos años. Amante de la música y del arte en general, hasta el punto de convertirse en “cazaentrevistas”.

Dreams en vivo

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com