PODEMOS…BAILA SEVILLANAS PROTESTA EN LA FERIA DE ABRIL

La primera anécdota de la Feria de Abril de este año la ha protagonizado PODEMOS con las «sevillanas protesta» que la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha bailado.

Vestida con un traje rojo de lunares blancos, con un mantoncillo de color morado y una flor en el pelo a juego, Teresa Rodríguez ha bailado al son de las palmas de una veintena de subcontratados de Telefónica, para apoyarles en su reclamación de mejores condiciones laborales, en esta ocasión con letra de sevillanas.

«Por el puente de Triana pasa la fibra. Quieren cobrarla, pero no quieren pagarla», «Solo pedimos un sueldecito digno y menos horas» y «El contrato que ofreciste lo tiras al pozo, yo no quiero trabajo a bajo costo» eran parte de las letras que marcaba el baile de Rodríguez ante las cámaras de televisión y la atenta mirada de numerosos curiosos.

Tras esta reivindicación, que ha durado unos minutos, la número uno de Podemos en Andalucía se ha dirigido a la entrega de premios en la caseta de la Asociación de la Prensa de Sevilla, donde ya estaba la presidenta en funciones de la Junta, Susana Díaz.

Mientras Díaz, situada junto al escenario, acaparaba gran parte de los «flashes» y objetivos de las cámaras, Rodríguez optó por quedarse en la puerta de la caseta, adonde había llegado tarde.

Con calor en aumento a medida que pasan las horas, el Real encara así su primera jornada de feria de día, después de que anoche, los socios e invitados principalmente, disfrutaran de la cena del «pescaíto» en las casetas, un encuentro gastronómico que se suele alargar más allá de la medianoche.

A las doce de la noche en punto, la prueba del alumbrado iluminó oficialmente la feria con el encendido de las 237.000 bombillas del recinto y las 25.000 de su portada, que este año se inspira en la fachada del Museo de Bellas Artes e integra las dos torres que se alzan sobre el edificio de Telefónica en la plaza Nueva.

La iluminación de esta ciudad efímera en la que se convierte el Real de la feria da paso a seis días en los que sobre su albero se congregarán miles de sevillanos y turistas dispuestos a divertirse, bailando por sevillanas y rumbas, comiendo y bebiendo algún que otro «rebujito», bebida típica andaluza que mezcla vino manzanilla con refresco de gaseosa.

La fiesta en las 1.050 casetas del recinto, la mayoría de ellas privadas y de acceso restringido a socios y familiares, hace que el ritmo bullicioso del centro de la capital andaluza se calme, aunque el rastro de la feria alcanza cualquier rincón, con paradas de autobús que emulan un camión de reparto de barriles de cerveza o una unidad del tranvía de lunares y con sombrero de ala ancha.

Abril ha recuperado este año su feria, después de que el año pasado se festejara en mayo por quinta vez en su historia y por necesidades del calendario.

Esta feria no será especialmente calurosa, aunque se prevé que el termómetro alcance los 28 grados el sábado.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com