¿QUE SIGNIFICA SER UNA “GORDIFLACA”?

Las peores versiones de las gordiflacas son las que, a pesar de su apariencia estilizada, desarrollan enfermedades como la diabetes tipo 2 ocasionadas por un estilo de vida poco sanos que incluye casi siempre una vida sedentaria y un elevado consumo de azúcares. Seguramente conocerás a más de una chica delgadísima enganchada a los refrescos azucarados.

Muchos expertos creen que se está dando demasiada importancia al peso para calibrar la salud de una persona, en lugar de a la composición y localización de la grasa corporal. El asunto es que a veces los kilos no son suficientes para determinar el estado del metabolismo.

Por ejemplo, personas aparentemente sanas que jamás comen verduras, tienen una dieta muy rica en carne rojas y grasas saturadas y jamás hacen ejercicio físico pueden tener una constitución delgada de origen genético pero cuando los médicos examinan el tipo de grasa que acumulan en su organismo encuentra la versión más peligrosa a la que llaman “la grasa de los flacos”, y por tanto, pueden tener los mismos problemas de salud que una persona obesa. A saber: diabetes tipo 2, hipertensión, o el nivel de colesterol muy alto. 

Un estudio de 2008 realizado en Estados Unidos encontró que uno de cada cuatro adultos con peso normal tenía una salud cardiovascular precaria y un alto nivel de grasas en la sangre. Por lo visto la clave está en la alimentación: una dieta alta en azúcar y grasa saturada produce la acumulación de la peor grasa posible y en los sitios más peligrosos, en los alrededores de las vísceras, aunque no suponga desarrollar sobrepeso porque esa persona en cuestión tienen un metabolismo rápido o una predisposición genética a la delgadez.

Sin embargo el gordiflaco, traduzcámoslo en algo así como flaco pero gordo, no es una persona sana. Tiene los mismos riesgos que un obeso, incluso algunos más porque también se han encontrado personas con tendencia genética al sobrepeso y una distribución de la grasa corporal impecable.

Conclusión: La báscula no tiene la última palabra, cuenta más la alimentación y el estilo de vida. Entonces, te preguntamos otra vez: “¿Eres una gordiflaca?”.

Para más información:

http://www.mujerhoy.com/salud/dietas/eres-gordiflaca-865235042015.html

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com