Así ocurrió todo… EL COPILOTO ESTRELLÓ VOLUNTARIAMENTE EL AVIÓN

Así ocurrió todo según el relato del fiscal de Marsella, quien ha conmocionado al mundo al anunciar que el copiloto estrelló voluntariamente el avión en los Alpes.

Tal y como habíamos publicado, efectivamente el comandante abandonó la cabina, posiblemente para ir al servicio con toda normalidad, ya que en la caja negra se escucha previamente un diálogo normal entre piloto y copiloto. En el momento en el que el piloto sale de la cabina, el copiloto accionó el botón para descender y se negó posteriormente a abrirla, sin contestar al comandante pero respirando con normalidad en todo momento,, por lo que se descarta que estuviera deamayado o  fallecido.

El copiloto era Andreas Lubitz de 28 años y de nacionalidad alemana. El comandante, que estaba fuera de la cabina de mando, era Patrick Sonderheimer

Según se desprende de los datos de audio que se han conseguido en la caja negra, los pasajeros solo se dieron cuenta en el último momento que iban a estrellarse ya que entonces es cuando quedaron registrados sus gritos.
Andreas Günther Lubitz  ha sido descrito como un joven de 28 años agradable y muy deportista. Aficionado a la aeronáutica desde niño, aprendió a volar a vela siendo adolescente y era socio de un aeroclub de Montabaur (Renania-Palatinado), su ciudad natal.

Se preparó como piloto profesional en la escuela de Lufthansa, en Bremen.

Patrick Sonderheimer-según informa La Vanguardia-, el comandante que intentó forzar la puerta para acceder a la cabina de vuelo, era padre de dos hijos. Voló durante más de diez años para Lufthansa , Condor y German Wings, y había completado en el A320 más de 6.000 horas de vuelo. Un antiguo colega le dijo a la emisora de radio Europe 1 que era “un piloto muy experimentado. Fue uno de los mejores”, y una buena persona con gran sentido del humor.

El copiloto, Andreas Lubitz, vivía  con sus padres en Montabaur y también tenía una residencia en Dusseldorf. Según dijo el fiscal de Marsella, su nombre no figuraba -obviamente- en ninguna lista de terroristas. En las redes sociales circulan perfiles falsos del copiloto. Lebitz, con 630 horas de vuelo, estaba perfectamente capacitado para pilotar el avión, señaló el fiscal.

El ministro de transporte alemán habla del mecanismo de seguridad de las puertas de las cabinas de los aviones: “La tecnología de las puertas establece que siempre se puedan abrir desde fuera sino es bloqueada desde dentro”.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com