PRIMERA IMAGEN DEL REY FELIPE VI VISTIENDO GUAYABERA

El Rey inició este domingo en Veracruz su primera Cumbre Iberoamericana con un gesto de respeto y cercanía hacia sus anfitriones mexicanos. Don Felipe se vistió con guayabera, la camisa tradicional de los países del Caribe, para acompañar al presidente del país norteamericano, Enrique Peña Nieto, en la clausura del X Encuentro Empresarial Iberoamericano, un foro ligado a las cumbres iberoamericanas y en la que participan 280 empresarios, 75 de ellos españoles.

Más allá de los gestos, el Rey dejó tras de sí multitud de titulares en una jornada en la que pronunció hasta tres discursos.

Si por la mañana fue Mariano Rajoy quien ensalzó la mejoría de la economía española, por la tarde el jefe del Estado abundó en el mensaje. Rajoy avanzó que si los precios de las materias primas y el petróleo continúan a la baja el PIB español podría crecer en 2015 hasta un 2%. Pocas horas después, don Felipe apuntó que las señales económicas permiten empezar a mirar el futuro con mayor optimismo .

De blanco inmaculado, el Monarca afirmó que España está recuperando el crecimiento, lo que, destacó, “es un claro signo de mejora de nuestra economía”. No obstante, Don Felipe no quiso dejar de referirse al problema del desempleo, “un desafío que afecta gravemente a muchos de nuestros ciudadanos porque lastra el futuro de nuestros jóvenes”.

Por último, el Rey calificó como “una noticia estupenda” el aumento de la inversión latinoamericana en España y del aumento del número de las ‘multilatinas’, forma en la que se denomina a las grandes empresas con capital de ambos lados del Atlántico.

“Los emigrantes españoles siempre se han caracterizado por el amor a sus raíces por su honestidad y por su solidaridad, y por su espíritu emprendedor y de trabajo”, alabó el jefe del Estado en el Círculo Mercantil, una institución creada precisamente por españoles hace 150 años.

México fue uno de los principales destinos de los exiliados republicanos después de la Guerra Civil. Se calcula el país norteamericano acogió a entre 20.000 y 25.000 refugiados. Y muchos de ellos llegaron allí precisamente a través del puerto de Veracruz, ciudad en la que este lunes arranca la XXIV Cumbre Iberoamericana.

La de Veracruz es la primera Cumbre Iberoamericana de don Felipe, que ya asistió a las celebradas en Salamanca, Cádiz y Panamá pero que no pudo intervenir en ninguna de ellas al ser un foro reservado para jefes de Estado y de Gobierno. Esta vez, ya como Rey, si sentará junto al resto de los mandatarios de los 22 países iberoamericanos. Felipe VI expresó ayer la ilusión que le produce asistir a esta cita, que nació en 1991 gracias al empeños de don Juan Carlos, Felipe González y el entonces presidente mexicano Carlos Salinas de Gortari.

El Monarca reconoció además que a la Reina Letizia le hubiera gustado acompañarle a Veracruz pero finalmente no pudo hacerlo al cancelar México la agenda prevista para las primeras damas.

Don Felipe aterrizó en México la tarde del sábado. Una muestra del entusiasmo con el que afronta su primera cumbre está en que sólo el presidente de Costa Rica Guillermo Solís llegó antes que él.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com