MIAMI DE RODILLAS ANTE PITBULL Y ENRIQUE IGLESIAS

Pocas veces el público de Miami ha tenido la oportunidad del domingo 26 en el American Airlines Arena. Enrique Iglesias y Pitbull, cada uno en su estilo, dieron un espectáculo en el que combinaron hip hop, reggaetón, rap, rock y dance pop.

Ambos están entre las mejores expresiones de ese fenómeno de la integración hispana y latina al mundo de la música, en el mercado norteamericano. Populares, carismáticos, bilingües, crecieron e hicieron carrera en el sur de La Florida, y han paseado sus éxitos de un lado al otro, tanto en inglés como en español.

Según cuenta El Nuevo Herald Iglesias se presentó con esa imagen con la que se dio a conocer en los inicios de su carrera, de joven sencillo, que lleva ropa ajustada, suéter de mangas holgadas, camiseta, jeans, pulsera de piel, botas, tennis y gorra militar con grados de teniente grabados en rojo.

De su disco Sex and Love, lanzado en marzo de este año, interpretó I’m a Freak, Loco, I Finally Found You y El perdedor, tema de la telenovela Lo que la vida me robó, compuesta con el cubano Descemer Bueno.

Una corta introducción de guitarra en un tema de rumba flamenca abrió Bailamos, su primer sencillo en inglés, incluido en el álbum Cosas del amor, de 1997. Este tema fue escogido por Will Smith para la banda sonora de la película Wild Wild West.

“Thank You South Florida”, gritó mientras caminaba entre el público hacia un segundo escenario en el otro extremo de la Arena. Saludó, chocó las manos con los que estaban más cerca, besó a algunas muchachas, e invitó a un joven a subir con él para contarle su experiencia cuando llegó a Miami a los 7 años, muy confundido por la separación de sus padres. Le pidió que lo acompañara en Stand By Me, una de las primeras canciones que recuerda haber escuchado en la Ciudad del Sol. Miles de fanáticos lo acompañaron en los coros de este tema de Ben E. King, pero la interpretación pareció que era algo íntimo, como pudiera ser una descarga entre amigos.

Tonight, de su disco Euphoria (2011), fue uno de los últimos temas de la presentación. Enrique se paseó por el escenario con los brazos abiertos, pidiendo aplausos, animando al publico, mientras las luces cambiaban de color, disparaban chorros de humo y papeles de colores. Del techo descendieron globos blancos con el logotipo de Sex and Love, y en las pantallas se proyectaban imágenes de sus videos en canciones en las que ha colaborado con otras estrellas como Shakira.

Dejó Bailando, su éxito más esperado, para la primera despedida. Con los cubanos Descember Bueno, y Alexander, Jacob Forever y Nando Pro, de Gente D’ Zona, tomaron el escenario, y se divirtieron recreando la coreografia del video de este éxito de Sex and Love, que ha tenido más de 300 millones de entradas en YouTube y Vevo. El público los acompañó cantando los estribillos y bailando, tal y como lo pide este contagioso tema, con el que ha hecho historia por ser el primero en inglés en alcanzar el primer lugar en la lista de los Top Ten Radio Hit desde 1996.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com