ANA PATRICIA BOTÍN PRESIDENTA DEL SANTANDER

 

El Consejo de Administración de Banco Santander ha acordado por unanimidad nombrar presidenta de la entidad a Ana Patricia Botín, según el comunicado enviado por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El nombramiento ha sido propuesto por la comisión de nombramientos y retribuciones, que se reunió por la mañana.

La comisión de nombramientos y retribuciones ha considerado que Ana Patricia Botín es “la persona más idónea dadas sus cualidades personales y profesionales, su experiencia, su trayectoria en el grupo y su unánime reconocimiento nacional e internacional”.

Tras la reunión del Consejo de Administración, Ana Patricia Botín ha señalado que “en estos momentos tan difíciles para mí y mi familia, agradezco la confianza del Consejo de Administración y asumo con total compromiso mis nuevas responsabilidades. Durante años he trabajado en el Grupo Santander en distintos países y responsabilidades y he podido comprobar la enorme calidad y dedicación de todos nuestros equipos. Seguiremos trabajando con total determinación para seguir construyendo un Banco Santander cada día mejor para nuestros clientes, empleados y accionistas”, señala el comunicado.

Ana Patricia Botín es miembro del Consejo de Administración de la entidad y siempre se la ha considerado la sucesora lógica. Tras unos años en JPMorgan, fue nombrada directora general del Banco Santander de Negocios en 1991 y cuatro años después, consejera delegada. En 2002 asume su mayor cargo de relevancia en el sector bancario español: la presidencia de Banesto, entidad que abandonaría en 2010 para dirigir la filial del Grupo Santander en el Reino Unido, a la que tras un duro comienzo ha convertido en la división más relevante del grupo (aportó el 20% de los beneficios en el primer semestre de este año17% de los beneficios). Es consejera ejecutiva de The Coca-Cola Company.

Bajo la presidencia de Emilio Botín Ríos, el Banco Santander pasó de ser un banco local a uno de los principales bancos del mundo y el primer grupo bancario de la zona euro por capitalización bursátil (91.546 millones de euros). La entidad tiene 3.299.026 accionistas, siete veces más que los 493.451 accionistas que tenía el banco cuando llegó Botín a la presidencia en 1986. Cuenta ahora con 182.958 empleados, casi veinte veces más que entonces y sus activos superan los 1,1 billones de euros.

La diversificación geográfica -está presente en diez países- le ha protegido durante la crisis, aunque no ha evitado que los beneficios sufrieran el impacto de la misma. Ahora, el banco pasará a la supervisión del Banco Central Europeo, y a una regulación mucho más estricta ya que es considerado un banco sistémico a nivel mundial. La menor rentabilidad del negocio bancario, las severas normas regulatorias y mayores exigencias de capital y la competencia de nuevos actores no bancarios serán los retos en la nueva presidencia.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com