LA CARTA MÁS EMOTIVA DE MARÍA DE MORA

Hace algunos meses me retiré dejando mi sección, “El Espejo de María de Mora”, abandonada. Lo hice en absoluto silencio, con el miedo en mi corazón y el alma destrozada. Dejé mi pluma sobre la mesa del despacho de “Tentaciones de Mujer” porque los  médicos me diagnosticaron cáncer pleural  a consecuencia de un cáncer primario. Créanme, no fue fácil.

Tuve miedo. Mi hijo fue el primero en saber la noticia, sí, antes que yo misma, aunque verdaderamente me lo temía. Algo dentro de mí llevaba varios meses advirtiéndome de ello.Mi hijo y yo creíamos que no  sobreviviría,  ya que nuestro error fue mirar en Internet, donde la noticia más alentadora que encontramos fue  que el pronóstico de vida era de dos a cinco años. Según Internet me quedaba  muy poco tiempo…

Una vez diagnosticada no sabíamos a qué Hospital recurrir, nuestros familiares y amigos fueron nuestros mejores aliados a la hora de tomar la decisión. Al final decidimos ir a la Clínica Anderson. Quiero desde aquí dejar claro que hoy en día en cualquier Hospital, ya sea privado o dela Seguridad Social, están los mismos tratamientos y los mejores especialistas,  pero siempre hemos de elegir el Hospital que mayor confianza nos dé, esto es muy importante para una sana recuperación con una mayor tranquilidad. Y, sobre todo, os recomiendo no mirar en Internet un tema tan serio, hablar con vuestros médicos, ellos os darán el mejor diagnóstico ya que cada caso es diferente, el mío así lo es…

Mi pronóstico al día de hoy es muy alentador, y yo… ¡Quiero vivir! No quiero perderme esa mitad de vida que aún me queda por recorrer siempre al lado de mi hijo, que a día de hoy se ha convertido en mi mayor apoyo, quien ha dejado su vida aparcada para unirse a mí y poder luchar juntos en este duro combate por mi vida. No está siendo una batalla fácil pero seguimos luchando con una certeza convicción y la ilusión de una pronta recuperación.

Desde aquí vuelvo a dejar mi pluma y esta vez sí me despedido de todos vosotros no sin antes deciros que no es un adiós definitivo, algún día VOLVERÉ.

 

María de Mora

 

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com