EN «MUJER HOY» GENOVEVA CASANOVA: «LEO MECÁNICA CUÁNTICA»

Estudiosa, reflexiva, solidaria, entregada a su familia… casi el reverso de esa imagen edulcorada que ofrece el papel couché. Una mujer que ha hecho su sueño realidad al estar al frente de Proyectos y Relaciones Institucionales de la Fundación Casa de Alba. Así es la auténtica Genoveva y así se ha mostrado en su entrevista más íntima con Mujer Hoy.

Resulta que Genoveva Casanova no quería ser Genoveva Casanova. La protagonista de un supuesto cuento de hadas que llevó al altar a uno de los solteros más deseados de este país, quería ser en realidad un ratón de biblioteca. Una estudiante de Filosofía que preparaba una tesis sobre el tiempo y la eternidad pero que al quedarse embarazada y tener que guardar reposo, nunca llegó a terminar sus estudios. De repente llegaron los focos, las joyas y la alta costura. “En México tenemos un dicho: si quieres hacer reir a Dios, cuéntale tus planes”, afirma con humor la mexicana.

Ahora, trece años después, sus hijos le requieren menos tiempo y se encuentra feliz de poder dedicarse a una de sus mayores inquietudes, la cultura. Directora de Proyectos y de Relaciones Institucionales de la Fundación Casa de Alba desde hace unos meses, Genoveva sabe que se le mira con recelo por ser la ex nuera de la duquesa de Alba: “trabajo en la Fundación porque formo parte de la familia y porque tengo una preparación adecuada, desde que me quedé embarazada supe que era un condicionante para que se me considerara con seriedad”.

Lo que es cierto es que Casanova, pese a no desear la fama, posa con naturalidad y disciplina ante el fotógrafo. La joven ha sabido desenvolverse bien y aprovechar el lado positivo de ser conocido: “Reconozco que en mi trabajo con las ONG mi situación mediática me ha ayudado a resolver problemas”. La que fue esposa de Cayetano Martínez de Irujo se ha sentido injustamente tratada en numerosas ocasiones y su carácter exigente no le ayuda a restarle importancia: “A personas como a mi no se nos permite el más mínimo error, siempre siento que hay algún punto de razón en lo que alguien puede opinar sobre mi”.

Genoveva se declara una persona intelecualmente inquieta: “Ahora estoy leyendo libros de mecánica cuántica, leo desde budismo hasta los apócrifos de la Biblia, lo que caiga en mis manos” (risas). Admite que le gusta compartir sus aficiones con gente interesante de España y de su país natal y aunque ahora se encuentra centrada en el arte, no quiere renunciar a nada, incluso a publicar alguna novela que ya ha escrito. Así es la mujer que se casó con el conde de Salvatierra, la socialité más buscada que solo sueña con ser capaz de entregarse a la vida sin miedos.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com