EL MONSTRUO DE CLEVELAND APARECE MUERTO EN SU CELDA

Ariel Castro, el hombre que mantuvo secuestradas a tres jóvenes durante más de una década en Cleveland, ha aparecido muerto en la celda de la cárcel de Ohio en la que cumplía cadena perpetua.

Ayer, en torno a las 21,20 horas (hora local), cuando los funcionarios de prisiones se disponían a hacer recuento de los presos antes de apagar las luces, el monstruo de Cleveland fue hallado ahorcado en su celda. Su cuerpo sin vida apareció colgado de una cuerda.

Sorprende que el preso haya conseguido suicidarse, pues estaba siendo sometido a una vigilancia especial precisamente con el fin de que no se quitara la vida. Sin embargo, Ariel parece haber logrado burlar todas estas medidas de seguridad y se ha colgado de una cuerda.

Se investigan las causas del suicidio, pero lo cierto es que no parece que la sociedad norteamericana vaya a pedir demasiadas explicaciones por la muerte del que ha sido bautizado como “el monstruo de Cleveland”.

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com