SEAN CONNERY Y SU ESPOSA EN BÚSQUEDA Y CAPTURA

La supuesta corrupción urbanística en Marbella en la que se vio envuelto Sean Connery y su mujer,

Micheline Anne Jeanne Connery, no ha dejado de colear. La Justicia se ha cansado y ha lanzado un últimatum al actor y a su pareja, que tendrán un plazo de seis meses para declarar sobre la recalificación de la parcela donde está contruido el chalé en el que pasaban sus vacaciones en Marbella. Si no hablan en ese tiempo, podría cursarse una orden de busca y captura según informa ENdC.

Hay que recordar que la pareja está imputada en un caso relacionado con la recalificación de una parcela donde estaba el chalé en el que ambos pasaban sus vacaciones en Marbella desde los años 70. Tres décadas después la pusieron en venta y en la parcela se construyó un complejo de viviendas de lujo presuntamente contrario a las normas urbanísticas con un permiso de construcción fraudulento.

Pero la Justicia no olvida. En estos momentos, el juez que lleva el caso ha pedido, mediante la Subdirección General de Cooperación Jurídica Internacional del Ministerio de Justicia de España, un nuevo recordatorio de la petición de ejecución de una comisión rogatoria librada a las autoridades judiciales de Bahamas. Y es que el matrimonio ha puesto trabas para declarar por supuestos problemas de salud.

La instrucción coincidió con el caso Malaya, en el que diecisiete personas fueron procesadas por diversos delitos como malversación de caudales públicos, fraude, prevaricación y cohecho, entre otros. De hecho, la operación policial que destapó el entramado urbanístico se llamó ‘Goldfinger’, en referencia a la película que Connery protagonizó como James Bond.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com