Facebook AutoPost

BEATRIZ RICO: “Me encanta hacer reír. Soy muy payasa”

Lleva más de un año recorriendo la geografía española con “Mejor viuda que mal casada” y todavía tiene fuelle para rato…  Más sexy y explosiva que nunca, Beatriz Rico ha aterrizado en el Teatro Arenal de Madrid y se dispone a seguir cosechando éxitos con este monólogo de humor en el que da vida a “Patricia”, una viuda alegre de lo más divertida. En la función podemos verla haciendo de todo: imita, baila, canta… Incluso se ha encargado ella misma de escribir el texto. Vamos, que es una todoterreno… Bajo estas líneas, Beatriz nos cuenta qué tal está resultando esta enriquecedora experiencia:

 

-Beatriz, habías tocado todos los palos, pero es la primera vez que te subes al escenario con un monólogo…

Mi gran amigo Gabino Diego me animó a subirme al escenario yo sola. Es una responsabilidad muy grande para mí, porque cuando estás con más compañeros sabes que si te sale algo mal siempre va a haber alguien que te va a respaldar… Ahora estoy sola.

-¿No sientes vértigo al salir tu sola a escena?

Cuando voy a salir al escenario no tengo miedo… ¡¡Tengo pánico!! Una hora antes de la función me suele subir la fiebre, me salen herpes, me duele todo… Al pisar el escenario me tiemblan las manos y me castañean los dientes, pero cinco minutos después se me pasan todos los males, comienza esa magia de conexión con el público que es inexplicable y ya no me quiero bajar.

 

 

No puedo invitar a mis ex a ver la función para que no se enfaden conmigo”

 

 

-¿Es cierto que has escrito tú el guión?

Bueno, Juanjo Mújica es el autor de la idea original. Él fue quien pensó en crear el personaje de Patricia, una mujer muy fea que se opera y decide vengarse de los hombres. A partir de este hilo conductor yo me encargué de escribir el texto con la colaboración de Salomón e Iñaki Urrutia. A lo largo de la vida de esta mujer pasan tres hombres y ésa es la excusa que yo tengo para meterme muchísimo con los hombres y contar que me han pasado a mí o a mis amigas en nuestras relaciones de pareja. He recogido anécdotas y manías de nuestros ex y de los ex de mis amigas que resultan muy divertidas. Las mujeres somos un poco deslenguadas y vamos muy al detalle.

-Pero si tú siempre dices que te llevas muy bien con tus ex…

Y es cierto, son magníficos. Me llevo muy bien con ellos, tanto que no puedo invitarles a ver la función porque he hecho confluir todas las manías que no me gustaban de mis ex en los tres maridos de mi personaje. Pueden verse reflejados de alguna manera y mosquearse conmigo (risas). ¡Me niego a invitarle por el bien de nuestra relación!

-En la obra haces un poco de todo: cantas, bailas, imitas…

Sí, como el espectáculo lo hice yo, lo creé a mi medida. He metido una parte de cabaret, porque me encanta bailar con el bombín y la silla; era algo que siempre había querido hacer. Otra cosa que he incluido es una parte de imitaciones. Hasta ahora era una faceta mía muy poco conocida; sólo la conocían mis familiares y amigos en fiestas y Nochevieja… Gabino Diego me animó y decidí incluirlas. Imito a Luz Casal, a Marta Sánchez, a Félix Rodríguez de la Fuente, a Jaime Peñafiel, a Madona, recreo voces de dibujos animados… También he creado un microespacio muy especial en el que me quito los zapatos, me siento y hablo de la parte más cruda de mi profesión. Es un momento en el que conecto muchísimo con el público. Les cuento lo que es la maternidad en este mundo, el paso del tiempo, las esperas al teléfono, que te comparen y te desplacen por actrices más jóvenes, que se muera alguien cercano y tener que seguir subiendo al escenario… La gente se emociona mucho y a mí me sirve como terapia. Pero esta parte dura muy poco, que a mí lo que me gusta es hacer reír. ¡Yo soy muy payasa!

 

 

Cuando me preguntan si tengo metas, siempre contesto que no me pongo metas porque eso significaría ponerme un techo. No quiero metas para no tener límites”

 

 

-Has tocado todos los palos, ¿con cuál te quedas?

-Ufff, es muy difícil elegir. Para mí lo ideal es saber compaginar los tres para que el público vea que tienes todos los registros. El cine bien hecho te da prestigio, el teatro es volver a lo más básico y la televisión es una escuela y, aunque suene frívolo, da estabilidad económica. Es cierto que si eres actor vocacional necesitas el contacto con el público y los aplausos, ya que te dan la vida y te sanan el alma. Por otra parte, digo que la tele es una escuela porque te llegan guiones en poco tiempo, se graba mucho en un solo día… Además, yo he tenido la suerte de trabajar con auténticos maestros como Carmen Maura, Antonio Resines, Pilar Bardem…

-¿Eres ambiciosa?

Soy ambiciosa de un modo sano, porque si te instalas en la comodidad ya no creces. Cuando me preguntan si tengo metas, yo siempre suelo contestar que no me pongo metas, porque eso significaría ponerme un techo. Quizás soy tan ambiciosa que no quiero metas para no tener límites… Mis ambiciones son que cada día me sigan llegando mejores guiones, mejores papeles, hacer trabajos que lleguen cada vez a más gente… Poco más… Lo que quiero es seguir dedicándome a esto, que guste y que vaya mucha gente a verme.

 

Fotos: Manuel Barca y Agus Gueijo

 

Función “MEJOR VIUDA QUE MAL CASADA”

Teatro Arenal

C/ Mayor, 6. Madrid

www.mejorviudaquemalcasada.com

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com